Novedades 'Málaga Hoy' estrena canal en WhatsApp, síguenos

Málaga C.F.

Una ventana al acuerdo previo al ERE

  • Tras ocho horas de reunión, no hay acuerdo para levantar el ERE, pero las partes se emplazan a otro encuentro el próximo lunes

Rueda de prensa del administrador judicial del Málaga, José María Muñoz.

Ocho horas de reunión no bastaron para desbloquear la situación entre el Málaga, el comité de empresa y la AFE para encontrar una solución previa a la ejecución del ERE. Desde el mediodía hasta última hora de la tarde se celebró el encuentro, aunque no hubo fumata blanca. No obstante, por la longitud de la reunión puede colegirse que ha habido algún movimiento más para acercar las distantes posturas de las reuniones previas. Eso sí, el reloj sigue corriendo y a ninguna de las partes le conviene que se prorrogue, según sus distintos intereses, demasiado hasta llegar a ese límite del 2 de octubre, fijado por ser un mes después de cuando comenzó la mesa de negociación, como marca la ley.

El Málaga, a través de su administrador judicial, rechazó la propuesta elaborada por el comité con el asesoramiento de la AFE, que asistió vía telemática al encuentro. En la reunión del miércoles quedó pendiente la concreción de la oferta. El club, como respuesta, presentó una proposición distinta para no llegar a la ejecución del expediente de regulación de empleo que los representantes de los jugadores discutirán antes del sexto encuentro, el próximo lunes en las instalaciones de La Rosaleda, siete días antes de que se cierre el mercado, el 5 de octubre. Hay que recordar, no obstante, que los jugadores, si son despedidos, pueden incorporarse a cualquier club. Puede ser la estación final, en sentido positivo o negativo, porque el siguiente paso sería la ejecución del ERE si no lo hay, el Málaga no está dispuesto a dilatar más.

De todas formas, queda abierto un hilo de esperanza. Aunque en la víspera el representante de la AFE, Diego Rivas, decía que el Málaga era inmovilista, no se tiene una reunión tan larga si no hay una mínima expectativa de consenso entre las dos partes. El administrador, también seguramente como estrategia negociadora, decía que si no retiraba el ERE el club entraría en la insolvencia y se vería abocado a la desaparición. Una vez se han marchado varios jugadores, la cantidad a asumir sería menor, aunque quedan aún escollos importantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios