Marbella

Marbella aprueba por unanimidad el avance del nuevo PGOU

  • El texto urbanístico marca un modelo de ciudad jardín y “policéntrica”

Vista aérea de la ciudad de Marbella. Vista aérea de la ciudad de Marbella.

Vista aérea de la ciudad de Marbella. / M. H. (Marbella)

El Pleno de la Corporación del Ayuntamiento de Marbella ha aprobado por unanimidad este miércoles el avance del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que marca un modelo de ciudad jardín y “policéntrica” contemplando los núcleos urbanos de Marbella, San Pedro, Las Chapas y Nueva Andalucía.

Así, el documento ha salido adelante con los votos a favor del PP, PSOE, OSP y Ciudadanos, el cual marca “los criterios, los objetivos, las alternativas y las propuestas generales de la ordenación para la redacción del Plan General”, según ha destacado la concejala de Ordenación de Territorio, María Francisca Caracuel, que ha expuesto las principales líneas del documento en la sesión extraordinaria.

La edil ha detallado que “el avance no es el plan, pero permite concretar y definir las grandes líneas”, entre las que ha destacado “la conveniencia y la necesidad de partir de la realidad existente” para redactar el nuevo PGOU. Otro de los puntos del documento gira en torno a “sustituir los estándares urbanísticos por indicadores medioambientales primando la calidad dotacional sobre la cantidad”, así como “flexibilizar los usos” con la posibilidad de combinarlos “en un mismo edificio, parcela o ámbito”.

Así, el avance marca una “propuesta de modelo territorial” basado en “convertir los vacíos existentes dentro de la trama urbana en áreas de centralidad”, identificando cuatro núcleos urbanos como son Marbella, San Pedro Alcántara, Elviria-  Las Chapas  y Nueva Andalucía. Por ello, se mantiene “el modelo de ciudad jardín y Marbella como ciudad policentrica” para “la mejora y la recuperación” de aquellos.

Por otro lado, la concejala ha señalado que el Plan General “tiene que desarrollar y fomentar el parque de vivienda en alquiler y de protección, tanto pública como privada, en el conjunto del suelo urbano”, así como se va a recuperar “la centralidad de los núcleos principales” y “apostar por el atractivo de vivir en los centros históricos”.

Respecto a las viviendas irregulares, Caracuel ha señalado que “es perfectamente posible que existan coincidencias entre el nuevo plan y la ordenación que establecía el PGOU de 2010", de las cuales ha advertido de que "no deben ser buscadas”. En este sentido, ha indicado que se incorporarán al plan “todas las edificaciones que el modelo de ciudad admita que sean coherentes y compatibles”.

Sobre la sostenibilidad de cara a los nuevos desarrollos, la edil ha detallado que el Plan General “debe desarrollar los suelos que prevean usos productivos”, especialmente los vinculados “al turismo, la investigación, el conocimiento y la ciencia”, justificando su “necesidad” y “evitar nuevos fenómenos de saturación”.

Una movilidad sostenible frente a la dispersión territorial de Marbella es otro de los puntos que recoge el avance y “se debe potenciar el transporte público y medios alternativos al automóvil”. En este ámbito, Caracuel ha apuntado también a la “mejora de la comunicación entre las urbanizaciones” para descongestionar la Carretera Nacional-340, así como la previsión de “aparcamientos públicos disuasorios de acceso a los centros urbanos” y “corredores peatonales y ciclistas”. 

En cuanto a los equipamientos, dotaciones y áreas libres, ha especificado que “hay que ir hacia la ciudad ejemplar asegurando el adecuado nivel dotacional a escala de barrios, dotaciones locales y fomentando la red del sistema general de equipamientos”.

La edil ha destacado así la creación de nuevos equipamientos como “la ampliación del Puerto de La Bajadilla”, con un plan estratégico para implantar un museo municipal o de la Costa del Sol; o de Puerto Banús, una “ciudad del deporte” al noreste de la ciudad, “la previsión de suelo para la ampliación del cementerio de Marbella, la estación de autobuses o una gran zona multiusos en San Pedro de Alcántara”, entre otros.

En el apartado de movilidad sostenible, ha señalado que el avance propone “la semipeatonalización de la avenida Ricardo Soriano Ricardo Soriano, un carril bus-taxi en los tramos urbanos de la Carretera Nacional 340, la reserva de suelo para la nueva estación de autobús de San Pedro, integrar las previsiones del corredor ferroviario en las estructuras de comunicaciones de la ciudad, y reordenar los accesos y crear nuevos enlaces como un sistema de aparcamiento en Miraflores, Divina Pastora, las Albarizas y al noreste y sudeste de San Pedro”.

En el apartado turístico, Caracuel ha apuntado a “diversificar y cualificar la oferta” para luchar contra la estacionalidad y aumentar la “competitividad” como destino en los ámbitos hotelero y residencial, favoreciendo segmentos como el gastronómico, el cultural, el de naturaleza o la náutica, entre otros.

La protección del patrimonio es otro de los puntos que recoge el avance del futuro PGOU, con la “formulación del plan especial de protección de los cascos históricos de Marbella y San Pedro” y la búsqueda de un equilibrio entre su conservación y “la necesidad de rehabilitar y revitalizar la ciudad existente”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios