Marbella

Marbella revive la toma de la ciudad por los Reyes Católicos

La representación de la entrada de Fernando el Católico en Marbella.

La representación de la entrada de Fernando el Católico en Marbella. / Mª Jesús Serrano (Marbella)

Las calles del casco antiguo de Marbella han revivido este domingo una recreación de la toma de la ciudad por parte de los Reyes Católicos el 11 de junio de 1485, una actividad que tiene el doble objetivo de divulgar la historia de la localidad y de ser un atractivo turístico y que se enmarca en las fiestas locales en honor al Santo Patrón, San Bernabé.

El acto ha durado más de una hora y media desde que la comitiva real ha partido de la calle Salinas en dirección a la Plaza de Nuestra Señora de la Encarnación pasadas las 11:20, escenificando la entrada del Rey Fernando el Católico en la ciudad.

Seguidamente, ha tenido lugar la recreación de las capitulaciones o negociaciones mantenidas entre el Conde de Ribadeo y el alcaide de Marbella de la época, Abu Neza, en la Plaza de la Iglesia, un emplazamiento en el que el director del Instituto Cultural Fernando el Católico de Marbella, Ángel Álvarez, ha explicado a los asistentes la toma de la ciudad.

La escenificación de la firma de las capitulaciones. La escenificación de la firma de las capitulaciones.

La escenificación de la firma de las capitulaciones. / Mª Jesús Serrano (Marbella)

De este modo, ha puesto de relieve la toma de Ronda por parte de Fernando el Católico de forma previa a la llegada de sus tropas a Marbella, señalando que tras enviar dos cartas sin obtener resultados, “el rey ordena que prepare el ejército talegas”, es decir, abastecimiento y comida para 15 días. Según ha relatado, este período fue el que el monarca estimó para “llegar a su objetivo, que es Málaga” al ser “militarmente el lugar estratégico del régimen del Reino de Granada”. En este sentido, ha recordado que Granada era el “centro político”, mientras que Marbella era “el administrativo”.

Así, tras la “caída de Ronda” y el paso a Arcos, Álvarez ha explicado que Fernando el Católico “se dirigió a Marbella por la sierra” y se asentó en Río Real para esperar “las negociaciones que encabezó el Conde de Ribadeo” con el alcaide, Abu Neza, “para que negocie la capitulación y no tomar la ciudad por asalto porque no quiere perder tiempo, ni hombres, ni tropas”.

Posteriormente, ha tenido lugar la investidura de caballeros en la puerta del Ayuntamiento, una ceremonia caballeresca que se ha llevado a cabo según el protocolo de la época y ante la mirada expectante de numerosos turistas. A ello ha seguido la cristianización de la ermita de Santiago pasadas las 13:30 horas, en la Plaza de los Naranjos, donde se ha practicado “una imaginación” al ser “una antigua mezquita” que “se ha bendecido y cristianizado” como marcaba el ritual religioso de la época, según el secretario del Instituto Cultural Fernando el Católico de Marbella, Juan Cervera.

La recreación de la investidura de caballeros en la puerta del Ayuntamiento. La recreación de la investidura de caballeros en la puerta del Ayuntamiento.

La recreación de la investidura de caballeros en la puerta del Ayuntamiento. / Mª Jesús Serrano (Marbella)

Por último, se ha hecho entrega de las capitulaciones a la Corporación municipal y al hermano mayor de la Hermandad de Los Romeros de San Bernabé del edicto por el que el Rey por el que proclama a San Bernabé como patrón de Marbella.

Según ha relatado Álvarez, el acuerdo entre moros y cristianos se alcanza y “el 8 de junio de 1485 y se firman las capitulaciones porque Marbella decide entregarse sin asalto, a cambio de una serie de condiciones como que los gomeres -lo que se conoce hoy en día como mercenarios-, saldrán con sus mujeres e hijos, pero desarmados”, así como que “todos los marbellíes -musulmanes- deben abandonar la ciudad y pueden irse a las alquerías o cortijos rurales” ante la necesidad de mano de obra en el campo y repoblar la ciudad con cristianos.

Ha proseguido contando al público asistente que a partir de la firma de las capitulaciones “se produce la entrada del rey formal en la ciudad y se lleva a cabo la entrega de las llaves”, que también ha sido representada en la Plaza de la Iglesia, aunque se produjo en la Cruz del Humilladero, en la calle Málaga. Según el Santoral, “entra en el día del apóstol San Bernabé, por eso es el Patrón de Marbella”.

La escenificación de la entrega de las llaves de la ciudad por parte del alcaide Abu Neza a Fernando el Católico. La escenificación de la entrega de las llaves de la ciudad por parte del alcaide Abu Neza a Fernando el Católico.

La escenificación de la entrega de las llaves de la ciudad por parte del alcaide Abu Neza a Fernando el Católico. / Mª Jesús Serrano (Marbella)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios