Marbella

Vuelta al cole en Marbella: El temor y la incertidumbre planean sobre el inicio del curso escolar

Inicio del curso escolar en el CEIP Antonio Machado de Marbella. Inicio del curso escolar en el CEIP Antonio Machado de Marbella.

Inicio del curso escolar en el CEIP Antonio Machado de Marbella. / M. J. S. (Marbella)

El "miedo" y la "incertidumbre" son las palabras y emociones más repetidas que han copado esta mañana el inicio del curso escolar en Marbella, donde los progenitores piden alternativas como el desdoblamiento de las clases o impartir una información on line.

Así lo han destacado numerosos padres y madres que han acudido esta mañana a llevar a sus hijos al Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Antonio Machado, ubicado en la barriada Plaza de Toros, donde se ha dado al bienvenida al alumnado con música y un colorido cartel simulando una fiesta. 

El cumplimiento del distanciamiento social se presenta como “el mayor problema” del centro porque hay una ratio de entre “20 y 23 niños por clase”, según ha destacado la presidenta de la Asociación de Madres y Padres (AMPA) Concordia, Silvia Rojas.

Ello implica que la “bajada de las ratios” sea la principal demanda de los padres en esta vuelta a las aulas atípica, marcada por la pandemia de coronavirus. Por ello, la representante educativa ha destacado que el centro “quería hacer un desdoblamiento esperando más profesorado, pero han mandado al justo y necesario”, ha lamentado en relación a la contratación de docentes por parte de la Junta de Andalucía.

En este sentido, ha criticado que para Primaria “hay un profesor de apoyo, pero no puede coger una clase para desdoblarla”, registrando el colegio “los mismos profesores que el año pasado”, por lo que en su opinión “faltarían tres” docentes más. La falta de personal impide igualmente habilitar otros locales como aulas.

La mayoría tiene miedo, sobre todo en Infantil porque aunque no es obligatorio, muchos padres necesitan llevar a los niños al colegio porque trabajan”, ha explicado, una población que “no es autosuficiente y necesita un poco más de independencia”.

Por otro lado, ha señalado que el equipo directivo del colegio ha elaborado un protocolo de seguridad y en cada planta “hay una habitación con termómetro, geles, guantes y mascarillas” y si un alumno e encuentra mal o presenta síntomas “lo desplazan” a este espacio para “controlar la temperatura y los síntomas”. Acto seguido, se da aviso a la familia para que lleva al menor al centro de salud, siendo éste el que “si da positivo dictamina que hacer con el aula”, si se pone en cuarentena o no, ha asegurado.

Asimismo, el colegio ha organizado la entrada “escalonada” en los primeros días con tres accesos distintos o “los baños por colores” con uno en cada una de las tres plantas del centro. En cuanto a medidas municipales, el Ayuntamiento ha destinado una limpiadora para la desinfección de pomos o sillas, otra de refuerzo y dos conserjes más para atender las entradas y las salidas.

Una pareja con tres niños llegaba pasadas las 09:00 horas a las puertas del centro, que han permanecido cerradas hasta las 10:30, cuando han accedido los primeros cursos. Esperan su apertura en el parque lúdico que hay frente al colegio. Ella lamenta “la falta de organización”, así como ha asegurado que mantener la distancia es “imposible porque las clases son pequeñísimas”.   

Marcelo Verny acudía esta mañana con su hijo de 11 años al CEIP Antonio Machado. Encara el inicio del curso con “bastante miedo”. “Son niños y ellos no están preparados para guardar las distancias y van a querer socializar”, ha estimado, apuntando a la “responsabilidad de las administraciones para preparar mejor todo”. En su opinión, y debido a los datos actuales de la pandemia, “deberían de haber habilitado las clases telemáticas” u otras alternativas como “haber empleado a más maestros o habilitado otros espacios como aula o la escuela de adultos”.

Rosa es una madre joven que esta mañana llevaba a sus dos hijos a clase. No se muestra “muy contenta” ya que ha señalado que hay “pocas” medidas para prevenir el coronavirus. Al respecto, ha lamentado que no se han dado otras alternativas como la instalación de “clases prefabricadas”. “No han puesto ninguna sabiendo que el cole éste chico, no se ha buscado ninguna solución”, ha criticado. Tampoco la entrada por semanas o el “acceso alterno”. También ha lamentado que “nos están obligando a traer a los niños al colegio, pero no nos garantizan que no se vaya a contagiar ninguno”. “Muy contentos no estamos, estamos asustados todos un poquito”. 

Otros padres se han mostrado más “optimistas” ante la vuelta presencial a las aulas, como Sebastián Rodríguez. Su familia aborda el inicio del curso escolar con “incertidumbre”, pero ha remarcado que “hay que volver a la normalidad”, algo que ha considerado “mejor para los niños porque tienen que volver a hacer su hacer su vida” ya que el virus “lo pueden coger en el parque o en la playa”.

Por otra parte, ha destacado que la Junta debería de poner “más profesores de apoyo” y sobre el mantenimiento de las medidas de seguridad ha estimado que “son los padres los que han de inculcar primero a los niños lo que tienen que hacer, y ya dentro será mucho mejor tanto para los profesores como para los alumnos”.

De la misma opinión es Javier Ortega, un palentino con un hijo escolar de 8 años. Enfundado en su mascarilla, el pequeño acude correteando a saludar a sus compañeros a las puertas del centro. Al igual que Rodríguez, siente “incertidumbre”, pero se ha mostrado “positivo”. Su mayor preocupación pivota en la dificultad de que los más pequeños mantengan las medidas de seguridad. “Son niños, es el primer día y hay que ser positivos” respecto al mantenimiento de las medidas higiénico sanitarias.

“Parece una película de ciencia ficción”, ha relatado José Antonio, el conserje del CEIP Antonio Machado, quién inicia el curso “con ganas de que no pase nada y que al menos podamos vernos las caras”. El trabajador municipal afronta la vuelta a las aulas no con miedo, pero sí con “respeto” el virus porque vive con una persona de riego. “Somos como los músicos del Titanic. Vamos a ponernos a tocar y que llegue el agua donde sea”, ha valorado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios