Marbella

El método Apollo: la reducción de estómago que se afianza en Quirónsalud Marbella

  • Los resultados arrojan una disminución media de peso de 25 kilos por paciente

Imagen ilustrativa de la técnica aplicada para la reducción de estómago Imagen ilustrativa de la técnica aplicada para la reducción de estómago

Imagen ilustrativa de la técnica aplicada para la reducción de estómago / M. H.

El Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Marbella se ha mostrado satisfecho con los datos obtenidos tras cuatro años de desarrollo del método Apollo, un tratamiento endoscópico de reducción de estómago cuyos resultados detallan una disminución media de peso de 25 kilos por paciente.

"Lo fundamental de estos resultados es que no se trata de una pérdida rápida con posterior ganancia de peso como ocurre en aquellas dietas llamadas milagrosas u otras alternativas, sino que en este caso se consigue una pérdida de peso continua y estable sin recuperación del mismo", según ha explicado el doctor Alfonso Alcalde Vargas, especialista de la Unidad de Endoscopia Bariátrica del Hospital Quirónsalud Marbella.

En algunos casos, el éxito de la intervención se sale de la media con registros de pérdida de peso de más de 40 kilos: "Tenemos dos casos realmente destacados en los que el paciente se ha liberado de una obesidad que le limitaba en su día a día y, sin duda, condicionaba enormemente su calidad de vida", ha apuntado la nutricionista Jimena Abilés.

Sin necesidad de cirugía abierta

La doctora Abilés forma parte del equipo de especialistas que integran la Unidad de Endoscopia Bariátrica dirigida por el doctor Sánchez Cantos y que comenzó a realizar este tratamiento endoscópico hace cuatro años. La novedad de esta técnica radica en que se consigue reducir la capacidad del estómago sin necesidad de recurrir a una cirugía abierta.

"Todo se realiza a través de la boca sin incisiones en el abdomen. Mediante el instrumental adecuado, reducimos la capacidad del estómago hasta en un 70 por ciento. Logramos así que la persona se sienta saciada rápidamente y que su ingesta de alimentos disminuya. En consecuencia, se favorece la pérdida de peso y el cambio de hábitos que el paciente debe asumir para conseguir frenar el sobrepeso y la obesidad", ha explicado en un comunicado.

Para reforzar los resultados de la intervención, la Unidad garantiza un seguimiento constante del paciente durante los dos años posteriores al tratamiento. En esta fase, la nutricionista Jimena Abilés, juega un papel clave: "Para nosotros es fundamental ser partícipes de la evolución del paciente y prestarle asesoramiento a medida que va alcanzando los objetivos marcados para la pérdida gradual de peso".

Otros beneficios a destacar en este tipo de intervenciones son la desaparición de trastornos como la hipertensión o la diabetes. Según el doctor Alfonso Alcalde Vargas, "el 70 por ciento de los pacientes hipertensos han dejado el tratamiento para esta enfermedad tras el tratamiento endoscópico y el 60 por ciento de los diabéticos tipo 2 también pudieron dejar la medicación".

En el resto de los casos, en todos, se ha detectado mejoría marcada de la glucemia basal y cifras de tensión arterial con disminución de la dosis de antidiabéticos orales y antihipertensivos respectivamente, ha finalizado el especialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios