Cultura

El Ayuntamiento inyecta 400.000 euros al Museo del Automóvil desde 2012

  • El compromiso inicial del equipo de gobierno del PP era que el equipamiento no costase dinero a las arcas municipales El Consistorio invirtió 11 millones en la rehabilitación del edificio

El Museo del Automóvil, equipamiento gestionado por un empresario privado al que el Ayuntamiento no iba a aportar dinero pública, ha recibido en los tres últimos ejercicios 400.000 euros procedentes de las arcas municipales. La última de las consignaciones, de 200.000 euros, fue avalada por la Junta de Gobierno Local en el marco del primer expediente de modificación de crédito del presupuesto municipal de 2014. Este dinero debe permitir aumentar la oferta expositiva del espacio mediante una colección de alta costura. Esta cifra ha de sumarse a otros 100.000 euros aportados a la compra de entradas en 2012 y 2013.

"Es un acuerdo al que se ha llegado entre el Ayuntamiento y el promotor del museo para contar con alta costura dentro del museo; además de lo relacionado con el del automóvil va a haber un museo relacionado con este tema", explicó el concejal de Cultura, Damián Caneda, quien justificó la aportación en que se modifica el sentido original del equipamiento. "Eso va a servir para incrementar el museo; la idea es que sea un complemento que se mantenga en el tiempo", añadió. No obstante, indicó que la inyección económica es puntual. "No creo que sea indefinida en el tiempo", apuntó.

Sea como fuere, la senda tomada por el equipo de gobierno del PP provocó ayer la crítica del principal grupo de la oposición en la Casona del Parque. El viceportavoz del PSOE, Manuel Hurtado, lamentó que el Ejecutivo local "intente tapar el fracaso de su política cultural" con ayudas al Museo del Automóvil, proyecto del que recordó no ha cumplido con las expectativas de visitantes. Asimismo, denunció que tampoco se está aplicando el contrato firmado en su día según el cual el Consistorio debe recibir el 7% de las entradas vendidas.

Hurtado criticó, además, que el "capricho" del alcalde, Francisco De la Torre, por mantener este museo en el antiguo edificio de Tabacalera haya costado ya 400.000 euros "en plena crisis". "La apuesta del PP por los museos franquicia nos está costando bastante cara a los malagueños; destinar 400.000 euros para mantener una colección privada de automóviles es una locura cuando hay grandes necesidades acuciantes por resolver en la ciudad", insistió el número dos del grupo socialista.

Según los datos oficiales, la exposición de coches, abierta al público el 17 de septiembre de 2010, recibió 40.000 visitas en 2011, a pesar de que las previsiones apuntaban a que serían 110.000, dato que tampoco se alcanzó en 2012. Precisamente, el año pasado, dos meses antes de que se cumpliese el tercer aniversario desde la inauguración, los responsables de las instalaciones cifraron en 110.000 las personas que habían cruzado las puertas de Tabacalera para conocer las muestras de vehículos antiguos, cuando se esperaban unos 120.000 anuales.

Las evidentes dificultades en el funcionamiento del museo llevaron al propietario de la colección Joao Magalhaes a amenazar a principios de 2012 con abandonar el proyecto, asentado sobre una edificación en la que el Ayuntamiento invirtió del orden de once millones de euros en su rehabilitación y adecuación. La reacción del empresario provocó un cambio de postura por parte del regidor, que tras insistir en que la iniciativa no iba a tener dinero público, rebajó el tono de sus discurso. Apenas una semana después de conocerse la posición de Magalhaes, el alcalde dijo estar dispuesto a participar en la iniciativa. "Haremos lo necesario para que siga en Málaga", aseveró.

Y dos meses y medio más tarde, el Ayuntamiento licitaba por 100.000 euros la compra de entradas para el Museo Automovilístico de Tabacalera. Una forma con la que, como dijo Caneda, era una manera de prestarle "apoyo económico". La iniciativa se repitió una año después, con la misma cantidad, y la previsión de adquirir unas 13.000 entradas.

"De la Torre está llevando a cabo una apuesta demasiado costosa para el resultado que se está obteniendo; el Museo del Automóvil no acaba de arrancar, sigue sin ser conocido en la ciudad e incluso en 2012 sus promotores pensaron en hacer las maletas", añadió Hurtado, al tiempo que se preguntó "dónde están esos patrocinadores privados que iba a buscar De la Torre para no castigar los bolsillos de los malagueños".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios