Feria del Libro

Coronavirus en Málaga: la Feria del Libro queda aplazada hasta octubre

  • La 50 edición del encuentro literario, que tradicionalmente tiene lugar en mayo, se celebrará del 16 al 25 de octubre

Una lectora en la Feria del Libro de Málaga.

Una lectora en la Feria del Libro de Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

Prometía ser una cita especial dada la celebración de su 50 edición. Un número tan redondo invitaba a hacer de la Feria del Libro de Málaga un acontecimiento por todo lo alto. La organización barajaba incluso el traslado a la renovada Alameda Principal para conferirle un mayor protagonismo. Todo esto será posible, pero habrá que esperar: ante la emergencia sanitaria del coronavirus, la organización de la Feria del Libro ha decidido aplazar esta 50 edición hasta octubre. Será del 16 al 25 del mismo mes, en pleno otoño, cuando el encuentro literario de la ciudad disfrute su particular desquite. 

Fuentes de la misma organización señalaron en un comunicado: "Con el mismo empeño puesto en la elaboración del programa literario que teníamos cerrado, seguiremos activos trabajando en la reorganización del mismo, con la ilusión compartida de que entre todos consigamos celebrar la Feria del Libro de Málaga en su cincuenta aniversario".

"El impacto de esta pandemia en nuestros hábitos de vida y en la normalidad cotidiana de las empresas, y en concreto en la del sector de editores y libreros, supone una situación preocupante en el aspecto empresarial. No obstante, el libro y la lectura, se ha convertido en estos días, y así será durante los próximos, en un confortable espacio de refugio, de encuentro enriquecedor entre todos aquellos que se están movilizado en una especie de hermandad de lectores. Estamos convencidos de que los libros son la mejor arma contra el miedo, y la lectura un viaje en el que encontrar una isla del tesoro en medio de la tormenta, del aislamiento y de la incertidumbre", continúa el comunicado, que concluye: "Cada revolución, cada discurso político, cada cambio político, económico, social, y hasta la forma de relacionar los afectos han tenido un libro como protagonista. Es importante que reivindiquemos la necesidad de la lectura en este tiempo de miedos y derrotas; Las librerías continuarán representado una parte esencial del corazón de las ciudades, y de las personas que entienden la cultura y el pensamiento crítico como la llave maestra de cualquier mundo, frontera y metamorfosis de la vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios