Cultura

Hallados en Sayalonga restos de una cantera de la Edad del Bronce

  • Los vestigios están asociados al poblado de El Espolón, cuya datación es del año 1.700 a. C.

Los restos de una cantera de piedra han sido hallados en pleno casco urbano de Sayalonga por el profesor e historiador Valentín Fernández, que considera que estos vestigios están asociados al poblado de El Espolón, un asentamiento de la Edad del Bronce descubierto en 2006. Fernández explicó que el pasado mes localizó "casi por casualidad" en la calle Loma una formación pizarrosa que presenta "numerosas similitudes" con la cantera del poblado de El Espolón, que surtía de piedra el asentamiento, al tiempo que servía de acceso al mismo y formaba parte de las estructuras defensivas. El historiador, colaborador honorario del departamento de Geografía de la Universidad de Málaga (UMA), realizó un estudio visual y fotográfico de esta formación, lo que le ha permitido determinar que en ella se utilizó el mismo sistema de trabajo que en la cantera del poblado y que estaba asociado a éste.

Según Fernández, a falta de estudios arqueológicos en el poblado, la datación de esta cantera sería la misma que la del asentamiento, "es decir, una antigüedad de 3.700 años". El historiador aseguró que este hallazgo "arroja mayor claridad" sobre la importancia y extensión de este poblado de la Edad del Bronce, que probablemente se extendiese desde su ubicación hasta el lugar en el que se ha encontrado la cantera del casco urbano, a unos 500 metros de distancia. Para Fernández, "su importancia" obliga a que se tomen las medidas oportunas para su protección por parte del Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, y a que se avance en las "necesarias excavaciones" que deben llevarse a cabo en el poblado de El Espolón, "que puede convertirse además en un atractivo turístico para Sayalonga". Además indicó que, en ambas canteras, las grandes losas se cortaban al tamaño requerido mediante la realización de una serie de pequeñas hendiduras en las cuales se insertaban cuñas de madera, que eran cubiertas con ramas, hierbas y madera del entorno, siendo quemadas con posterioridad, y el resultado era que la piedra se fracturaba.

Estas piedras, tal y como ocurre en el yacimiento de la Edad del Bronce de Castellón Alto, en Galera (Granada), se utilizaban para sellar las tumbas, que en esta cultura se encontraban junto a las casas o bajo ellas, "por lo que podía ser muy útil poder tener una cantera tan cercana". El poblado de El Espolón, cuya datación corresponde al año 1.700 a. C., está asociado a la cultura del Argar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios