Libros para el verano Historias de arena y sal

  • Los lectores optan por el formato bolsillo y las obras de autores como Isabel Allende y Javier Castillo durante la época estival

Una persona coge un libro de una estantería. Una persona coge un libro de una estantería.

Una persona coge un libro de una estantería. / Javier Albiñana (Málaga)

Está demostrado que hay más lectores en verano que en otras épocas del año. El sol, la playa, la tranquilidad que aleja de la vida cotidiana y la carga del trabajo aumentan esa dieta que consiste en devorar historias escritas en papel. Esos devoradores de libros se vuelven más adictos en verano al tener más tiempo libre y rincones especiales donde sumergirse en las historias: en la piscina del barrio, frente al mar, en la arena o en el mismo sofá de casa.

Por lo general, la gente viaja más en verano e intenta no cargar con grandes libros pesados en sus maletas o mochilas. Hablamos, por supuesto, del formato físico. Por eso, el libro de bolsillo es el gran favorito para el verano. Aunque hay muchos lectores que optan por las pequeñas pantallas para leer sus libros, sigue habiendo numerosos amantes del olor a papel rugoso, de pasar de página con los dedos mientras la historia le envuelve y absorbe.

Un lector observa ejemplares de una librería. Un lector observa ejemplares de una librería.

Un lector observa ejemplares de una librería. / Javier Albiñana (Málaga)

Si de algo puede presumir la ciudad de Málaga, además de museos, es de la cantidad de librerías que ocupan las calles del centro. A esa cantidad hay que sumar la variedad de estilos de esas librerías, desde las más conocidas y comerciales hasta las más alternativas, independientes y especializadas. Las librerías malagueñas presencian más afluencia de gente en verano, como comentan en La Casa del Libro y en la Librería Luces. “Hay más gente que se pasa por la librería. Se venden muchos más libros de bolsillo, más de lo normal y además, para este verano se han lanzado formatos de bolsillo de obras que no lo tenían y se están vendiendo más”.

Es el ejemplo de los libros del escritor malagueño Javier Castillo y el último de Isabel Allende. El día que se perdió la cordura y El día que se perdió el amor son dos libros muy vendidos por el autor malagueño, según ambas librerías. Esta bilogía está cargada de amor, odio, destino, extrañas prácticas, intriga y acción trepidante que inundan las páginas de una historia que se convirtió en fenómeno editorial y que este verano vuelve a retomarse por el lanzamiento de esas ediciones de bolsillo.

Largo pétalo de mar de Isabel Allende es otra de las recomendaciones de estas dos librerías. Ambientada en la Guerra Civil española, un joven médico junto a su amiga pianista se ven obligados a abandonar Barcelona y exiliarse en Francia. A bordo del Winnipeg, un navío fletado por el poeta Pablo Neruda que llevó a más de dos mil españoles rumbo a Valparaíso, embarcarán en busca de la paz y la libertad que no tuvieron en su país.

Los libros de Javier Castillo e Isabel Allende en la Librería Luces Los libros de Javier Castillo e Isabel Allende en la Librería Luces

Los libros de Javier Castillo e Isabel Allende en la Librería Luces / Javier Albiñana (Málaga)

Pero no todas las lecturas veraniegas son novelas de ficción. En la Librería Luces está teniendo éxito Cuaderno de Vacaciones para Adultos. Refresca tu mente, con pasatiempos, tests, crucigramas y juegos de lógica para tener la mente distraída en la playa o la piscina. La Casa del Libro recomienda libros alternativos a la novela como el del joven escritor Carlos Ríos, Come comida real: Una guía para transformar tu alimentación y tu salud. Ríos tiene mucha presencia en las redes sociales y ha logrado colocar su libro como uno de los más vendidos para este verano en el ámbito de la no ficción. El autor pretende con esta obra ofrecer el conocimiento científico necesario para cuestionar y profundizar en la alimentación de hoy en día, acentuada por los ultraprocesados.

En otras librerías más alternativas y especializadas como Abadía y Áncora se habla del consumo del turista. “Los extranjeros están más acostumbrados a adquirir libros de segunda mano, a recuperar clásicos”. comenta el dependiente de Abadía. Recibe más público joven y la mayoría de sus clientes optan por el cómic. “Un tercio de nuestros libros son cómics”. La Librería Áncora, también alternativa y especializada en Humanidades, cuenta que el verano es una época para que la gente afronte "desafíos literarios", esos libros que no han podido leer durante el resto del año por falta de tiempo o cualquier otra razón y escogen el verano para hacerlo.

El librero de Abadía revisa las estanterías cargadas de libros El librero de Abadía revisa las estanterías cargadas de libros

El librero de Abadía revisa las estanterías cargadas de libros / Javier Albiñana (Málaga)

“La novela sigue siendo el género más vendido, un ejemplo es Sur, del malagueño Antonio Soler”. En esta obra, el autor engancha al lector narrando un día en la Málaga de sucesos, de policías y delincuentes, adolescentes y jubilados, sacerdotes y músicos ambulantes. La música es otro de los géneros especializados de Áncora, que dedica una estantería privilegiada a este género. La gente lee mucho en verano, se ven más libros debajo de las sombrillas. Libros con hojas aliñadas con sal y con historias que sumergen a quien los devora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios