Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cultura

Javier Castillo: “Que te llamen el nuevo Stephen King es un flaco favor, yo me alejo de eso”

  • El autor malagueño publica su nueva novela La chica de nieve este jueves 

  • Ha tenido que cancelar su presentación en Madrid y la firma en Málaga está en el aire

El escritor, ayer, antes de la entrevista en el Hotel AC Málaga Palacio. El escritor, ayer, antes de la entrevista en el Hotel AC Málaga Palacio.

El escritor, ayer, antes de la entrevista en el Hotel AC Málaga Palacio. / Javier Albiñana (Málaga)

Javier Castillo (Málaga, 1987) ya no cubre la distancia entre Málaga y Fuengirola en el Cercanías. Ahora escribe desde la biblioteca de su ciudad “en la que se conocen todos”. Después de haber vendido más de 650.000 ejemplares con sus anteriores novelas presenta La chica de nieve, que sale a la venta este jueves y que ha levantado una gran expectación entre sus fans. “Me escriben por redes sociales contándome las ganas que tienen de leer el libro, los pocos que han podido leerlo ya me dicen que han leído las 500 páginas en uno o dos días, es algo muy especial”, cuenta Castillo.

Ha tenido que cancelar la presentación en Madrid.

Era lo lógico. La presentación iba a ser en un teatro con un aforo de más de mil personas y no podía exponer a la gente que más me importan, que son mis lectores, a tanto riesgo de contagio. Es una decisión dura porque ya había recibido mensajes de gente que venía a la presentación desde Italia o desde Portugal, que tenía desplazamientos y alojamientos comprados, pero es lo más responsable.

¿Qué va a pasar con las demás firmas?

De momento están activas pero están en el aire. Estamos estudiando la forma de hacerlas de forma que no haya ningún riesgo. Al final congregas a centenares de personas en un sitio, yo toco todos los libros... Estamos viendo la mejor manera de hacerlas o si aplazarlas para cuando esto se haya convertido en una anécdota.

Ha presentado el libro con un booktrailer, como si fuese una súper producción de Hollywood.

La literatura tiene que ser más atrayente de lo que ha sido últimamente. Tengo la sensación de que ha sido muy distante, un poco más elitista de lo que en realidad es. Yo escribo para que le pueda gustar a todo el mundo, desde emociones con las que pueda empatizar todo el mundo.

¿Existe la barrera entre la alta y la baja literatura o es una invención elitista?

Son ganas de separar a la gente. Hay libros escritos para leer cuando buscas profundizar en algo y yo escribo para que se pueda leer en el metro o en la tumbona de la playa. Se trata de escribir algo que pueda competir con todos los estímulos que hay, que sea lo suficientemente poderosa como para poder ignorar el móvil o las series que te esperan en internet.

De ahí también que en sus libros vayas dando saltos en el tiempo y abras y cierres los capítulos con un elemento que deje al lector con la miel en los labios.

Es parte de mi estilo. Es una manera de elaborar un puzzle con una montaña rusa de emociones y de ir variando los tiempos y a mantener la atención del lector. La gente me cuenta que tarda en leerse mis libros uno o dos días.

¿Por qué ha elegido a una estudiante de Periodismo para su segunda voz en vez de un perfil contrastado?

Porque me gusta el sueño de la aspiración, sentir que un personaje es poco y hacer que lo consiga todo. Al ser una estudiante también toma fuerza el personaje de su profesor que es un poco su guía y su mentor, que le acompaña hasta un momento en que vuela sola y es un momento por el que todos hemos pasado.

¿Quién sería su mentor?

Mi último jefe ha sido el mejor mentor, siempre ha estado ahí para aconsejarme bien. En el mundo literario he estado siempre acompañado de los mejores mentores: Agatha Christie, Stephen King, Stieg Larsson... Hay muchos libros que son clases maestras de lo que debería hacerse.

¿Da miedo que le llamen el Stephen King español?

Eso lo hace genialmente el equipo de marketing o la prensa. Te da la sensación de que no se acercan a la realidad. Yo estoy todavía empezando y Stephen es el maestro del suspense. Que te comparen es un halago, pero yo me alejo de eso.

A mucha gente le causan incluso rechazo esas comparaciones.

Además es una frase manida, el nuevo Messi, el nuevo King, el nuevo rey del suspense... Esos adjetivos hacen poco favor al que los recibe porque luego cuando lo lees te das cuenta de que es una cosa muy distinta a Stephen King. En mi caso, además, es que es así, él escribe suspense terrorífico y yo escribo un suspense mucho más emocional y está tan alejado que luego mucha gente se sorprende.

¿Escribe pensando en si le gustaría a tus lectores?

Este ha sido un viaje muy personal. Sé que si escribiese de otras cosas les gustaría mucho más a los lectores, pero esto es lo que más disfruto escribiendo.

En otras novelas se ha servido de Google Maps, ¿ha podido ir a Nueva York esta vez para documentarte?

Estuve hace dos años en Navidad, mi previsión ir para ver la cabalgata de Acción de Gracias con la que comienza esta historia, pero tuve varios retrasos con los vuelos y llegué pasada la medianoche. Pude vivir la Navidad en nueva York y parte de la ambientación del libro parte de se recuerdo y parte sale de Street View, es la herramienta perfecta para escribir.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios