Juan Gómez-Jurado | Escritor

“Lo más serio se cuenta mejor con fluidez”

  • El autor de ‘Cicatriz’ regresa a las librerías con su nueva novela, ‘Reina Roja’, un ‘thriller’ en el que propone una vuelta de tuerca al género de la mano de su peculiar protagonista

Juan Gómez-Jurado (Madrid, 1977), este jueves, en Fnac Málaga. Juan Gómez-Jurado (Madrid, 1977), este jueves, en Fnac Málaga.

Juan Gómez-Jurado (Madrid, 1977), este jueves, en Fnac Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

Ahí donde lo tienen, Juan Gómez-Jurado (Madrid, 1977) es uno de los escritores españoles más leídos y traducidos en todo el mundo. Sus libros han sido vertidos a más de cuarenta idiomas y sus seguidores se cuentan por legiones mientras Hollywood pone sus ojos más ambiciosos en cada nuevo lanzamiento. En España, títulos como Contrato con Dios (2007), El emblema del traidor (2008) y Cicatriz (2016), además de las series juveniles dedicadas a Alex Colt y a los Rexcatadores, han constituido fenómenos de masas y han abierto puertas insospechadas al mercado electrónico gracias a sus ventas millonarias. Y si Gómez-Jurado, periodista y cinéfilo empedernido (ahí está el podcast Cinemascopazo como testimonio veraz), mantiene su querencia al thriller como lenguaje predilecto, ahora propone una vuelta de tuerca al género con su nueva novela, Reina Roja, recién publicada y presentada por su autor este jueves en Fnac Málaga. Y lo hace a través del dúo protagonista, formado por Antonia Scott, una mujer muy especial, que vive en un ático en Lavapiés, no acepta visitas, dedica tres minutos al día a pensar en su propio suicidio, no es policía ni criminalista pero posee un talento cada vez más reclamado para la resolución de los crímenes más complejos; y el policía bilbaíno Jon Gutiérrez, bastante más pragmático y con un sentido mucho más concreto de la justicia, que reclama a la anterior sus servicios en un caso bien enigmático.

En la construcción de Antonia Scott parecen confluir numerosos referentes literarios y cinematográficos, pero Gómez-Jurado afirma haberse inspirado, principalmente, “en la gente que me rodea. Tengo suerte de vivir rodeado de personas muy inteligentes, como mi mujer, así que cuento con modelos muy eficaces a mano. La inteligencia de alguien suele provocar en los demás una mezcla de fascinación y rechazo, y eso me resultaba muy interesante a la hora de crear a Antonia Scott. Recuerdo que, cuando tenía nueve o diez años, conocí un día en la playa a una niña algo mayor que yo que era muy, muy inteligente. Mientras hablábamos, su padre se acercaba de vez en cuando para proponerle acertijos matemáticos, y ella los resolvía siempre. Me acuerdo de que la posibilidad de hablar con alguien tan inteligente me dejó como hechizado. Y quería que este personaje fuera exactamente así”.

"La inteligencia de alguien suele provocar en los demás una mezcla de satisfacción y rechazo, y eso me resultaba muy interesante para este personaje"

En este sentido, Gómez-Jurado admite que en cuanto comenzó a definir a Antonia Scott en sus primeras notas “comprendí que iba a encontrarla siempre en un sitio muy elevado. Que para llegar a ella tenía que ascender. Me di cuenta de que necesitaba un intermediario y así fue como concebí a Jon Gutiérrez: como un enlace”. De hecho, Reina Roja comienza con Gutiérrez en la fatigosa subida de las escaleras del edificio en el que vive Scott, camino al ático, para hacerle una singular oferta; y esa escalera representa la ascensión que el propio autor, cual Dante en camino desde el Infierno hacia la cima celestial de su Beatriz, emprendió para encontrar a su personaje más logrado.

Precisamente, el dúo Scott / Gutiérrez confiere a Reina Roja un tono menos denso y más humano que el de, por ejemplo, Cicatriz, y así lo explica Gómez-Jurado: “Cada vez tengo más claro que los asuntos más serios, los más graves, se cuentan mejor de manera fluida. Es más, pienso que la fluidez respeta con mayor fidelidad la seriedad que pueda tener cualquier asunto. Y es algo que he querido aplicar de manera más consciente en esta novela. Algunos lectores me lo han comentado, y creo incluso que se percibe mejor en una segunda lectura. En mi cabeza, el thriller ideal presenta una adecuada combinación de calidad literaria y velocidad. Por eso, si tengo que dedicarle dos horas a una frase, se las dedico, aunque después el ritmo sea endiablado, aunque luego el lector se meta tanto en la historia que no pueda ni quiera soltar el libro, porque eso es lo que busco como escritor”.

El final de Reina Roja, y especialmente la última nota del autor, parecen confirmar el regreso de Antonia Scott y Jon Gutiérrez en futuras novelas. “Aunque en eso serán los lectores quienes tengan la última palabra, como siempre”, matiza Gómez-Jurado. Suyo es, en fin, el reino del best-seller.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios