Cultura

La Junta establece un nuevo ciclo de actuaciones en el Cerro del Villar

  • Los primeros trabajos consistirán en un tratamiento forestal, un levantamiento topográfico y la exhumación de restos, con un presupuesto de 57.000 euros

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía invertirá este año 57.000 euros en la consolidación y conservación del yacimiento fenicio del Cerro del Villar, ubicado en la margen oeste de la desembocadura del río Guadalhorce, a unos ocho kilómetros de Málaga capital. Las actuaciones consistirán, primero, en un tratamiento forestal y un levantamiento topográfico, trabajos a los que seguirán la exhumación de restos arqueológicos, la aplicación de un tratamiento de conservación y la creación de un itinerario parcial de visita. Los trabajos estarán dirigidos por el arqueólogo de la Delegación Provincial de Cultura de la Junta, Eduardo García Alfonso.

Se trata de una serie de acciones previas a la futura puesta en valor del Cerro del Villar como un espacio cultural de visita pública. El principal objetivo de la Consejería de Cultura en esta primera fase es crear en el yacimiento dos enclaves visitables en torno al alfar del siglo VI y la vivienda del siglo VII a. C., localizados en el área del yacimiento. Según la documentación técnica, el aspecto final de la zona será el de un entorno parcialmente ajardinado y acondicionado para la visita.

Los trabajos en el yacimiento comenzarán con un desbroce inicial y la eliminación de la vegetación espontánea de unos 3.000 metros cuadrados de la zona arqueológica. Así, se posibilitarán los accesos y quedarán despejados los lugares donde irán ubicados los espacios museísticos. De igual forma, se acometerá el desbroce del perímetro actualmente vallado para evitar riesgos de incendios forestales.Tras este primer tratamiento de choque se levantará una nueva carta topográfica actualizada a escala 1:250 y con equidistancia de curvas de nivel de 0,25 metros. El documento recogerá todo el espacio del yacimiento delimitado en 1998 como Bien de Interés Cultural y sustituirá al levantamiento parcial realizado varios años antes.

Respecto a la exhumación de restos arqueológicos y al tratamiento de conservación, las labores en la zona consistirán en la recuperación de los cortes realizados en 1986, 1989 y 2003 hasta una cota de entre 0,5 y 0,75 metros bajo rasante. También se estudiará la reacción de las estructuras durante todo el año por parte de técnicos de la Junta. El itinerario parcial de visita previsto, de unos 100 metros de longitud y tres de anchura, facilitará la conexión peatonal con el paraje natural de la desembocadura del río Guadalhorce. Este camino acondicionado aprovechará en parte la plataforma del antiguo ferrocarril Málaga-Torremolinos, lo que permitirá, asimismo, emplazar dos miradores para contemplar los restos arqueológicos.

A lo largo de la ruta se instalarán paneles informativos y se crearán zonas ajardinadas. Un puente permitirá el acceso tanto al enclave arqueológico como al paraje natural. El camino aparecerá delimitado por maderas tratadas y llevará barandillas del mismo material. El trazado comunicará los espacios museísticos del alfar del siglo VI y la vivienda del siglo VII a. C.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios