Cultura

Mónica Randall recibirá la Biznaga Ciudad del Paraíso en el Festival de Cine de Málaga

La actriz Mónica Randall. La actriz Mónica Randall.

La actriz Mónica Randall.

La actriz Mónica Randall recibirá en el vigésimo primer Festival de Cine en Español de Málaga la Biznaga Ciudad del Paraíso, un galardón con el que el certamen quiere simbolizar el respeto, la admiración y el reconocimiento a los imprescindibles de nuestro cine.

Instaurado en el 2015, este premio lo han recogido hasta ahora Julieta Serrano, Emilio Gutiérrez Caba y Fiorella Faltoyano, ha recordado este viernes en un comunicado el Festival de Málaga, que se celebrará del 13 al 22 de abril.

Tras cursar estudios de Arte Dramático en Barcelona, Mónica Randall debutó poco después en el teatro, con comedias como Cena de matrimonios y Pisito de soltero.

Formó parte de la compañía teatral de Alejandro Ulloa y, después de treinta años apartada de los escenarios, en 2009 volvió al teatro con la obra Una comedia española, de Yasmina Reza, dirigida por Sílvia Munt.

Poco después de debutar en el teatro dio sus primeros pasos en el cine, en La revoltosa (1963), de José Díaz Morales, y en esos primeros años participó en numerosos spaghetti western, como Los héroes del Oeste (1965), Los cinco de la venganza (1967) o Sol rojo (1971), dirigido por Terence Young.

A partir de 1968, su carrera cinematográfica se centra en comedias costumbristas, en las que solía interpretar un prototipo de mujer cosmopolita y sofisticada.

En esta época intervino en títulos como Cristina Guzmán (1968), de Luis César Amadori; Verano 70 (1969), de Pedro Lazaga; Abuelo Made in Spain (1969), de Pedro Lazaga; Carola de día, Carola de noche (1969), de Jaime de Armiñán, o Un adulterio decente (1969), de Rafael Gil.

Durante la década de los 70 actuó en películas consideradas ya como clásicos del cine español como Mi querida señorita (1972), de Jaime de Armiñán; Cría cuervos (1976), de Carlos Saura; Retrato de familia (1976), de Antonio Giménez-Rico, o La escopeta nacional (1978), de Luis García Berlanga, y en 1986, a las órdenes de Carlos Serrano, rodó Calé.

En 1987, y de nuevo bajo la dirección de Jaime de Armiñán, interpretó el papel femenino protagonista de la película Mi general, que ganó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Montreal.

En los años 90 volvió a colaborar con Saza y Berlanga en Todos a la cárcel (1993), y su último trabajo cinematográfico fue Tiempo de tormenta (2003), un filme dirigido por Pedro Olea.

También ha trabajado de manera muy intensa en televisión, medio en el que debutó en 1964, y en el que ha desarrollado tanto su faceta de actriz como de presentadora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios