Premios Max en Málaga

Los Max en Málaga, entre la seguridad y la reivindicación

  • El Teatro Cervantes acogerá la 23 edición de la gala de las artes escénicas el próximo lunes bajo el lema 'El arte de escuchar'

  • La gala se transmitirá en directo por La 2 de TVE a partir de las 20:00

Presentación de la gala de los Premios Max, este jueves, en el Ayuntamiento. Presentación de la gala de los Premios Max, este jueves, en el Ayuntamiento.

Presentación de la gala de los Premios Max, este jueves, en el Ayuntamiento. / Álvaro Cabrera (Málaga)

Contra viento y marea, y como respuesta a la mayor adversidad, el Teatro Cervantes de Málaga acogerá la 23 gala de entrega de los Premios Max de las Artes Escénicas el próximo lunes, 7 de septiembre, tras el aplazamiento al que se vio obligado el evento el pasado 29 de junio a cuenta de la crisis del coronavirus. El primer escaparate del teatro y la danza en España, concretado en los veteranos galardones para la mayor proyección del talento escénico nacional, comenzará a las 20:00 y se transmitirá en directo por La 2 de TVE. La cita, que organiza la Fundación SGAE, tuvo su presentación previa este jueves en el Ayuntamiento de Málaga con la participación del director general de la misma Fundación SGAE, Rubén Gutiérrez; los directores artísticos de la gala, Joaquín Casanovas y Elisa Ramos, fundadores de la compañía granadina La Maquiné; y la concejal de Cultura, Noelia Losada, en compañía del director del Teatro Cervantes, Juan Antonio Vigar; y la directora de la SGAE en Andalucía, Verónica Repiso.

Tal y como confirmó Rubén Gutiérrez, la gala ha puesto a prueba la capacidad organizativa tanto de la Fundación SGAE como del Teatro Cervantes (que incluye el evento entre los actos de celebración de su 150 aniversario) para dar la mejor respuesta posible a la epidemia del coronavirus: "Queremos servir de ejemplo de una cultura segura y responsable. Llegar hasta aquí no ha sido fácil. El aplazamiento fue una decisión dura, pero en todo momento hemos sido conscientes de que la cancelación definitiva habría significado un varapalo para el sector, así que hemos trabajado a fondo para celebrar la gala. Afortunadamente, contamos aquí mismo con el reciente ejemplo del Festival de Málaga como camino a seguir para el éxito de la gestión cultural. Y la estrecha colaboración del Ayuntamiento de Málaga ha resultado fundamental para que podamos celebrar la entrega de premios". De esta forma, la gala asumirá un "serio protocolo" de seguridad al que habrán de atenerse los invitados, con mascarillas y distancias de seguridad además de algunas novedades: la gala se celebrará sin alfombra roja, que quedará sustituida por un photocall para los artistas nominados en el Hotel AC Málaga Palacio. El aforo disponible en el Teatro Cervantes se limita al 65% del total, unas 650 butacas, si bien la Fundación SGAE tiene previsto limitar la ocupación entre 500 y 550 invitados y artistas, "si bien, curiosamente, contamos con un nivel de participación mayor que otros años". Gutiérrez anunció la presencia de "autoridades representativas" del ámbito político, aunque no pudo precisar si finalmente el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, acudirá a la gala.

La gala sustituirá la alfombra roja por un 'photocall' y contará con entre 500 y 550 invitados

En lo artístico, la gala adopta el lema El arte de escuchar, declaración de principios que se ajusta como un guante a la filosofía de La Maquiné: "En el reciente confinamiento hemos aprendido a escuchar. Escuchar a los profesionales sanitarios, a nosotros mismos, al otro. Y no hay mejor escuela para aprender a escuchar al otro que el escenario", explicó Joaquín Casanovas, quien apuntó a una "gala muy poética" que, en lo escenográfico, estará coronada por una gran caracola de mar "como horizonte abierto a la escucha". La música en directo tendrá un protagonismo determinante, tanto con el quinteto de José López Montes que ejercerá de hilo conductor como por las actuaciones de artistas como Fuel Fandango, María José Llergo, Ángel Ruiz y Carlos López, entre otros. La gala no contará con un presentador al uso, sino que será uno de los personajes del último espectáculo de La Maquiné, Acróbata y Arlequín, interpretado por Elisa Ramos, el que dé paso a los sucesivos momentos del encuentro. El acento malagueño quedará patente en diversos guiños, como el que se lanzará dedicado a la fiesta de los verdiales, pero especialmente en la nómina de artistas encargados de entregar las distintas manzanas de los Max a los ganadores, todos ellos malagueños o muy vinculados a Málaga: Pepón Nieto, Belén Cuesta, María Barranco, Fran Perea, Pablo Puyol, Salva Reina, Juan Manuel Lara, Jaime Ordóñez, Mariola Fuentes y Mona Martínez.

"A la hora de poner en marcha nuestros proyectos, lo que siempre funciona es una combinación de mensaje, poética y humor, y eso es justo lo que vamos a aplicar en la gala", explicó Elisa Ramos, quien recordó también la participación de alumnos del Conservatorio Superior de Danza y la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga. Casanovas confirmó que, a pesar de las restricciones y medidas de seguridad, los ensayos (que desde este viernes tendrán lugar ya en el propio Teatro Cervantes) "se han desarrollado con normalidad, gracias a la implicación de todos". Y confió en que la gala se desarrolle de manera ágil y amena: "Hay un elemento que no controlamos, que son las intervenciones de los premiados. En este año tan complejo, es de esperar que estas intervenciones sean bien reivindicativas. Pero hemos solicitado, e insistiremos en ello, que sean breves". Elisa Ramos apuntó que el objetivo esencial es "hacer una gala para todos, para gente de todas las edades. Queremos que los espectadores la disfruten desde su casa, sea cual sea su edad".

Quien no acudirá finalmente a la gala es Antonio Banderas, quien recibirá la medalla de honor de la SGAE a la vez que su producción del musical A Chorus Line, estrenada en el Teatro del Soho, aspira a llevarse el Max al mejor espectáculo en su género. Banderas saldrá de viaje a Alemania el mismo lunes por la mañana para participar en un rodaje con el que ya estaba comprometido, "de modo que realizaremos la entrega de la medalla de honor de la SGAE el domingo en un acto privado que se grabará y se proyectará el lunes en la gala", explicó Rubén Gutiérrez, quien subrayó "la complicidad de Antonio Banderas a la hora de abrir un hueco en su agenda y poder llevar a cabo el acto de entrega". Shock (El Cóndor y el Puma) de Andrés Lima, Jauría de Miguel del Arco, Un cuerpo infinito de Olga Pericet y la producción del Teatre Lliure Com els grecs, a partir de la obra de Steven Berkoff y dirigida por Josep Maria Mestres, son algunos de los espectáculos que aspiran a los principales galardones. En cuanto a los ganadores ya conocidos, Nacho Duato recibirá el Premio Max de Honor; ¡Viva!, el espectáculo flamenco de Manuel Liñán, recogerá el Premio Max del Público; y la Escuela Pública Municipal de Teatro Ricardo Iniesta de Úbeda verá recompensados sus veinte años de dedicación con el Premio Max de carácter social o aficionado. Con coronavirus o sin él, el teatro sigue. Como siempre a lo largo de la Historia.

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios