CAC Málaga

AAron siembra un jardín en La Coracha

  • El CAC presenta la exposición del artista gaditano Santiago Navarro, con cerca de un centenar de obras en distintos formatos que podrán verse hasta el 4 de abril

Santiago Navarro 'AAron', este viernes, en la presentación de su exposición en La Coracha. Santiago Navarro 'AAron', este viernes, en la presentación de su exposición en La Coracha.

Santiago Navarro 'AAron', este viernes, en la presentación de su exposición en La Coracha. / Javier Albiñana (Málaga)

Con un ojo puesto inevitablemente en la evolución de la pandemia, el CAC Málaga continúa con su programación prevista también en las salas expositivas de La Coracha, adscritas en su gestión. Este espacio acoge este viernes la inauguración de la nueva exposición del artista gaditano Santiago Navarro, más conocido por su seudónimo artístico, AAron: Soy mi jardín, comisariada por Almudena Ríos, está compuesta por casi un centenar de obras en un paisaje artístico que incluye objetos, una videoproyección y 56 piezas pictóricas, realizadas en su mayoría durante los periodos de confinamiento de 2020. La obra de AAron "muestra un trabajo personal sobre la evolución y maduración de su mundo interior plasmado a través de un jardín y la diversidad que en él transcurre", según señalaron desde el CAC. La muestra, presentada también este viernes con la presencia del alcalde, Francisco de la Torre; la concejal de Cultura, Noelia Losada, y el propio artista, podrá visitarse hasta el próximo 4 de abril.

Pinturas reunidas en la muestra. Pinturas reunidas en la muestra.

Pinturas reunidas en la muestra. / Javier Albiñana (Málaga)

La gran protagonista de Soy mi jardín es en cualquier caso la pintura. De hecho, el eje esencial de la muestra es el reencuentro del artista con el medio pictórico y el conocimiento de las limitaciones de la pintura. A través de sus obras hace referencia a la evolución y maduración de su mundo interior plasmado a través de un jardín y la diversidad que en él transcurre. Así, la serie que lleva el mismo título que la exposición, Soy mi jardín, muestra a través de diez pinturas los excedentes de la poda mediante tallos cortados de diferentes flores o plantas arrojados sobre una superficie de cemento a través de la que AAron "pretende reflexionar sobre el abandono del deshecho que se ha dejado caer y no sobre la belleza del objeto". Dentro de esta misma serie, se encuentran las obras Soy mi jardín (2020) y Soy mi jardín. Tú (2020), en las que el artista "rememora momentos familiares representados a través de los retratos de dos figuras invertidas que corresponden al propio artista y a su pareja tendidos sobre un follaje espeso", tal y como explicaron desde el CAC.

El discurso general de la muestra recrea los ascensos y descensos de la naturaleza, a través de obras creadas en su mayor parte en los confinamientos del año pasado

La idea del descenso y la búsqueda de salidas hacia otra realidad son temas recurrentes en la obra de AAron (San Fernando, 1970), que ha representado en la serie titulada El mejor de los mundos (2020) donde recoge diversos paisajes abstractos donde ciertos objetos como escaleras, trampillas, puertas o huecos en el suelo permiten descender hacia otro lugar del mundo. Pinceladas gruesas, exceso de materia pictórica y en ocasiones la exposición del soporte son los rasgos característicos en las pinturas que conforman la serie Todo es pintura, en la que el artista representa los movimientos de ascenso y descenso que dejan a su paso los elementos de la naturaleza como el fuego y el agua.

A través de los colores rojos, marrones o amarillos, el artista representa el movimiento de ascensión representado por el fuego como si de una erupción volcánica se tratase. Sin embargo, el artista manifiesta a través de cascadas, saltos, torrentes, riadas, cortinas de agua, rápidos y escalones de río para plasmar la trayectoria de descenso que el agua recorre por los paisajes de la naturaleza. Dentro de esta misma serie, algunas pinturas evocan una estampa japonesa, motivo por el cual por el título aparece en su misma lengua Tōi fūkei en la que destaca por unos paisajes donde destaca el cielo y el empuje del viento.

Las esculturas o piezas tridimensionales destacan la serie Melancolía líquida (2014-2015) formada por más de viente piezas de color blanco donde se aprecia la fusión de la acción humana y la geometría, mientras que en Una en tres (2015) destaca el color sobre las abstracciones poliédricas. Los dibujos en blanco y negro a carboncillo titulados Manantial condensado (2012), Derrame estabilizado (2012), Inflorescencia mágica (2013) y Erupción sublimada (2013) forman parte de la serie Lebensformen que revelan las diversas formas que la naturaleza deja a su paso por el paisaje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios