Concierto en Málaga | Leiva Así suena una guerra 'Nuclear'

  • Leiva presentó este jueves su último disco en un Palacio de Ferias casi lleno 

  • Más de 90 minutos de música sirvieron al artista para repasar toda su discografía y parte de su etapa en Pereza con alguna muy discreta y elegante mención política

Leiva durante el concierto de ayer en el Palacio de Ferias de Málaga. Leiva durante el concierto de ayer en el Palacio de Ferias de Málaga.

Leiva durante el concierto de ayer en el Palacio de Ferias de Málaga. / Miguel Pinto (Málaga)

Ir de concierto es casi siempre una muy buena experiencia para desconectar y disfrutar. En estas fechas navideñas se convierte en un gran presente, sobre todo para el regalante escaso de imaginación. Por eso, muchos malagueños y vecinos de ciudades próximas optaron por el directo de Leiva como la mejor opción. 

El concierto del madrileño y su banda fue, seguramente, uno de los mejores regalos de esta navidad y una gran experiencia para muchos. El exvocalista de Pereza presentó ante unas 2.600 personas que casi llenaron el Málaga Auditorium Club del Palacio de Ferias su último trabajo discográfico, Nuclear (Sony Music, 2019). A las 21:30, los alrededores del recinto se iban llenando de seguidores con entrada en mano y con cara de saberse todas las letras del disco Pereza, primer álbum del grupo homónimo, hasta acabar pulsando el botón Nuclear del último trabajo del cantante en solitario. Otros solo pensaban si el espacio sería abierto para poder fumar durante el espectáculo. 

Muy puntual, a las diez y pocos minutos de la noche, se apagaron las cegadoras del público y se encendió una pantalla gigante colocada al fondo del escenario. En ella se proyectan imágenes al ritmo de una música ambiental. Mientras, se ve salir del lateral izquierdo a ocho individuos armados de instrumentos y preparados para hacer vibrar a todo el recinto. Eran la Leiband.

Comienzan a sonar los primeros acordes de La lluvia en los zapatos mientras sale a escena el líder de la banda ataviado con una camisa negra estampada por un diseño tropical y sobre ella una chaqueta de flecos que le duró tres canciones. Y como no, sobre la cabeza su imprescindible sombrero. Se coloca en el centro del escenario, a su derecha, su hermano Juancho de Sidecars toca una Gibson SG, mientras él rasga una Telecaster.

Leiva con su guitarra Telecaster durante el concierto en el MAC Palacio de Ferias. Leiva con su guitarra Telecaster durante el concierto en el MAC Palacio de Ferias.

Leiva con su guitarra Telecaster durante el concierto en el MAC Palacio de Ferias. / Miguel Pinto (Málaga)

“Y a tí te saldrán las alas, yo seguiré rodando” es el potente estribillo fácil de ser coreado en un primer tema que animó a todo el espacio, con mucha gente en pista y unos pocos en grada. La emoción siguió en el aire con Animales de Pereza y sus toques de rock americano y blues acentuados por el saxo tenor de Tuli y la trompeta de Gato Charro. Guerra Mundial comenzó con los golpes contundentes a la batería de José Niño Bruno, miembro que ha pasado por otras bandas de la escena nacional del rock como los Fitipaldis

Los aullidos de Lobos y la fuerza en directo de Superpoderes reafirmaron que la Leiband es una auténtica banda de directo que sabe defender bien un nuevo disco como es Nuclear, siendo fiel a la grabación y dotando los temas de una energía admirable por los seguidores. 

Como era de esperar, este fue el álbum más representado en el set list del concierto. Pero también hubo tiempo y más que suficiente para recordar discos anteriores de la etapa en solitario del artista con Diciembre, Pólvora y Monstruos. Y casi como una exigencia de su público, no podían faltar durante la actuación verdaderos himnos y recuerdos de la etapa de Pereza. Leiva, cumpliendo con sus seguidores, hizo sonar clásicos como  Lady Madrid y Estrella Polar. Mientras, entre canción, memoraba esos tiempos y mandaba un abrazo grande a su compañero y “amigo desde siempre”, Rubén Pozo

Hubo un momento para cambiar la letra de 'Godzilla' y hacer una discreta mención política

Todo el público sobrevoló “la zona nuclear” cuando sonó el tema que da nombre al disco y la emoción vino con Godzilla, tema en el que cuya grabación colaboraron en las voces Enrique Bunbury y Ximena Sariñana y que en este directo fue cantado por la corista Patricia Lázaro, Juancho y el propio Leiva. El artista se permitió el lujo de cambiar un pequeño pasaje de la letra (faltaría más, es su canción) para introducir una pequeña mención política en su directo y recitar “Puedo convertirme en Godzilla y luchar contra Vox”

Llegando a la recta final del concierto se escucharon himnos como La llamada, No te preocupes por mí o Terriblemente cruel. El público pedía otro temita de Pereza y la Leiband se lo dio con Estrella Polar. Con Mirada perdida se despidieron de Málaga antes de tocar un par de bises. Sincericidio y la inmortal Lady Madrid de Pereza cerraron una noche de muchos estribillos coreados, llena de labios mojados de cerveza y otros tantos sin parar de besar. Todo gracias a una Leiband a la que todavía le queda mucha carretera por recorrer con este Nuclear. Esperamos volver a verles, escucharles y disfrutarles, al menos, mil y una veces más. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios