Cultura

Tres piezas de la Compañía Nacional de Danza mueven las tablas del Cervantes

  • El ballet de Nacho Duato escenifica hoy y mañana en el primer coliseo malagueño 'De paso', 'Arenal' y 'Cobalto'

Cumple 30 años de vida volcado en la investigación de nuevas líneas de expresión en movimiento. Primero Con Víctor Ullate al frente y, desde 1990 con Nacho Duato como director. La Compañía Nacional de Danza llega hoy y mañana (a las 21:00) al Teatro Cervantes de Málaga con tres argumentos que justifican su solvencia. Las coreografías De paso, Arenal y Cobalto se suben al escenario para demostrar la versatilidad de propuestas contemporáneas.

De paso es la primera creación del joven coreógrafo Gentian Doda para la Nacional de Danza, de la que forma parte como bailarín desde 2003. Dodab expone en esta ocasión situaciones de características impredecibles, en un entorno anónimo y transitorio. En 2005 crea dos coreografías para los talleres de la CND: Nuk e di y Korridor. Axis (2006) fue su primer trabajo para la Compañía Nacional de Danza 2, al que siguió Sin lo cual no (2007). Ese mismo año es ascendido a la categoría de bailarín principal y en 2008 interpreta el papel de Romeo en la coreografía de Nacho Duato, Romeo y Julieta

La segunda pieza que se podrá ver en el coliseo malagueño es una de las veteranas de la compañía. Arenal, original de Nacho Duato, está inspirada en las canciones de María del Mar Bonet y rinde homenaje con ellas a la impronta mediterránea en contraposición a la cotidiana lucha de la vida. La coreografía fue estrenada por el Nederlands Dans Theater en Muziektheater de Amsterdam, en 1988 y por la Compañía Nacional de Danza en el Teatro Romea de Murcia, en 1990.

En Arenal se manifiestan los contrastes de la tierraa la que evoca. Por un lado, un grupo de hombres y mujeres bailan motivados por la pura alegría de la música. Su júbilo es reflejado con claros movimientos de los bailarines sobre canciones griegas traducidas al catalán y temas mallorquines. Por otro lado, una mujer permanece aparte y baila sola cuatro canciones cantadas a capella que surgen como un desgarrado grito del corazón, enraizado con el trabajo en el campo. Duato había trabajado con Bonet en un ballet anterior, Jardí Tancat. Arenal es para él una extensión de este primer trabajo "pero más vital, más alegre, más fiel al ritmo interno de las canciones, sin dejar el mundo popular y del trabajo", expresó en su día.

Por último, en Cobalto el coreógrafo valenciano aborda el erotismo desde un punto de vista onírico. Creada para diez bailarines, la coreografía vuelve a estar concebida con la música como inspiración, en este caso de los compositores habituales de las piezas de Duato, Pedro Alcalde y Sergio Caballero. Cobalto, compuesta para un solo instrumento, el órgano tuvo su estreno absoluto en el Teatro de la Zarzuela el 20 de marzo de 2009. La música fue grabada en la iglesia Collbató con un órgano Blancafort, por el organista Juan de la Rubia.

Duato también cuenta en el equipo artístico con el diseñador de luces Brad Fields, director de iluminación del American Ballet Theater y fiel colaborador en todos sus estrenos desde hace años. Destaca la firma, por vez primera, en el diseño de vestuarios de la diseñadora de moda Lydia Delgado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios