Se llamó ‘Malaga’

17 de octubre 2023 - 00:45

El Diccionario Marítimo Español de 1831, define el término candray como una embarcación pequeña de dos proas que se usa en el tráfico de algunos puertos y que, con dos velas místicas y cuatro o seis remos, también es denominada como candray de playa. Frente a esta descripción, la Real Academia Española, además de reseñar de una forma más sucinta lo que ya aparecía en el diccionario marítimo de 1831, añade a este término una segunda acepción; una referencia en tono despectivo que alude a lo que sería una embarcación vieja y descuidada.

Atendiendo a esta última explicación que es la que habitualmente usan los marinos, hoy les reseñaré la historia de un barco que durante muchos años ha navegado luciendo el nombre Málaga; un nombre que, por supuesto, siempre estuvo escrito sin acento. Construido en los astilleros noruegos Eid Verft, en 1977, esta factoría entregaba un buque de carga general que fue bautizado como Danstar. Con 2.196 toneladas de registro bruto, 82 metros de eslora y 13 de manga, este barco que dispone de una bodega corrida con capacidad para 4.834 metros cúbicos de grano comenzaba su carrera luciendo el pabellón de Dinamarca y la matrícula de Copenhague. Rebautizado un año después como Panstar, en 1982, nuestro protagonista de hoy recibía el nombre de Agate Progress y la bandera de Chipre. Renombrado posteriormente como Monzabon, Mermaid Eagle y Mermaid Wind y tras navegar bajo las banderas de Austria, Bahamas, Dinamarca y Malta, en 2007, este buque recibía el nombre Malaga y el pabellón de San Vicente y las Granadinas; una bandera que en 2017 cambiaba por la de Moldavia.

Navegando con el nombre de la Capital de la Costa del Sol sin acento hasta marzo de 2018, nuestro protagonista de hoy era renombrado como Karam, enarbolando desde entonces el pabellón de Guinea Ecuatorial. Mantenido este nombre hasta enero de 2022, en agosto de ese mismo año el buque pasaba a llamarse Barracuda y su nueva bandera mostraba los colores de la República de Togo. En activo tras sufrir una detención en el puerto turco de Izmit en abril del presente 2023, el antiguo Malaga, un candray de 46 años, en la actualidad navega en demanda del puerto ucraniano de Izmail.

También te puede interesar

stats