LA incertidumbre abierta entre los delegados provinciales de la Junta ante la inminente reforma de la administración periférica autonómica que dejará en seis los cargos ha podido provocar cierta descoordinación en Málaga. Prácticamente desde las elecciones del 25 de marzo no se han vuelto a celebrar reuniones de coordinación entre los responsables de cada Consejería, por lo que cada uno parece estar haciendo la guerra por su cuenta. La convocatoria debe hacerla Susana Radío, delegada del Gobierno y de Empleo. Hay que evitar que la interinidad se confunda con pasividad.

El 'pressing' De la Torre

DEBERÁ cuidar el alcalde de Málaga los intensos marcajes que realiza a algunos ministros cuando acuden al Senado, a los que abordar para planearles asuntos diversos sobre la capital. Comienzan a circular chascarrillos entre algunos miembros del gabinete de Rajoy sobre las persecuciones que realiza el regidor. Aunque, que se sepa, el problema aún no se ha debatido en el Consejo de Ministros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios