Pilar Cernuda

Sánchez pide socorro a la UE

Crónica personal

Albares dijo que el tratado con Argelia no se podía romper. Pues Argel lo ha roto y no todo va a ser igual

10 de junio 2022 - 01:38

La imagen de España en la UE no está como para tirar cohetes, son frecuentes los toques de atención por la situación económica y no se acaba de ver orden en el control de los fondos europeos. El gobierno sin embargo, ante la decisión de Argelia de suspender el Tratado de Amistad con España, ha pedido socorro a Bruselas, y la Comisión Europea ha recordado al país magrebí que los acuerdos con un país europeo afectan a las relaciones con toda la UE y que reconsidere la ruptura del tratado.

No parece que ese recuerdo vaya a afectar mucho al presidente Tebboune, porque Argelia piensa más en las cuestiones internas que externas y porque hoy se encuentra en una situación política privilegiada: es uno de los países más importantes en exportación de energía, el bien más preciado hoy en la UE; Italia ya ha dado los pasos necesarios para convertirse en el nuevo mejor amigo de Argelia. Fuera Tratado de Amistad y, mucho nos tememos, cambio en el contrato de suministro de gas. En el caso de que se mantenga, ya podemos prepararnos para recibir menos cantidad de la contratada, que el precio suba considerablemente… o las dos cosas.

Lo sorprendente es que Sánchez y su ministro de Exteriores creyeran que Argelia se iba a quedar de brazos cruzados. La suspensión del Tratado lo anunció Tebboune precisamente cuando Sánchez se reafirmaba en esa decisión ante el Congreso.

Desde marzo, cuando el gobierno español anunció su cambio de postura, se temía este desenlace. Sánchez, tras reunirse con Mohamed VI anunció apertura de fronteras con Ceuta y Melilla y reanudar la colaboración entre los dos países. De lo primero, nada. De lo segundo, solo el ministerio de Interior sabe si hay colaboración, pero públicamente no se han advertido cambios respecto a los meses de distanciamiento. Albares, por su parte, ha dicho que el tratado no se podía romper y que todo seguirá igual. Pues Argel lo ha roto, probablemente no todo va a ser igual, y como siempre seremos los ciudadanos de a pie los que paguemos las barbaridades de Sánchez en política exterior, como ya pagamos las barbaridades en política interior.

Dicen los mentideros monclovitas que Sánchez prepara remodelación de gobierno después de las andaluzas y que Robles, Albares y Marlaska están en la cuerda floja. El presidente quiere nombrar nuevos ministros par potenciar el gobierno. Como esa remodelación sea tan potente como la anterior … No comprende Sánchez que la debilidad de este gobierno la capitanea su presidente … y los aliados que ha elegido.

También te puede interesar

stats