LA cuestión no es tener o no tener la razón, sino ser razonable. En estos últimos tiempos de penurias, estamos constantemente empujados por recortes, súper recortes, subidas de la luz, gas, cesta de la compra y tantas otras cuestas. Vivimos permanentemente amenazados por nuevos impuestos, nuevos gravámenes, nuevos e impunes sablazos, nuevos atropellos... Mariluz me enseña la "notificación informatizada" de una multa con el siguiente "hecho denunciado": circular a 56 KM/H por zona limitada a 50 KM/H. ¿Es razonable que por superar 6KM/H el límite de 50 KM/H se castigue con 100 euros? ¿Qué consigna, qué celo, impiden el dejar de valorar tan insignificante desigualdad? ¿Es normal que esa exigua diferencia de velocidad haga pagar 16.000 pesetas de multa al conductor? Si el único problema de nuestra ciudad fuera el "exceso incontrolado de velocidad" deduciríamos que habríamos vencido al ruido, las voces, la vulgaridad y tantos insoportables acosos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios