Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Personajes con sabor

Juan Márquez Claros: Cofrade desde la cuna

  • Su encuentro con el mundo cofrade le viene desde pequeño

  • Este encuentro se realiza en Casa Amigos, un restaurante con apenas tres meses de vida

Juan Luis Pinto, Alejandro Trigo, Juan Márquez, José Barea y Rafael Toscano. Juan Luis Pinto, Alejandro Trigo,  Juan Márquez, José Barea  y Rafael Toscano.

Juan Luis Pinto, Alejandro Trigo, Juan Márquez, José Barea y Rafael Toscano. / Paco Menjívar

Hoy contamos en nuestra sesión con la presencia de un malagueño de los que llevan las cofradías en su ADN: Juan Márquez, presidente de las Agrupaciones de Gloria. Su encuentro con el mundo cofrade le viene desde pequeño, y tras su paso durante más de treinta años por las cofradías de Pasión, lleva más de veinte vinculado a las de Gloria donde ostenta cargos desde hace ocho años.

Un hombre que habla con pasión de sus agrupadas de Gloria por las que lucha, junto con un grupo importante de hermanos, porque sean mucho más conocidas por todos los malagueños. No se pierdan este interesante encuentro.

El restaurante Casa Amigos

Y las casualidades de la vida quisieron que este encuentro se realizase en un restaurante con apenas tres meses de vida en una zona tradicionalmente cofrade de nuestra ciudad, la calle Nosquera. Les hablo del restaurante Casa Amigos, un establecimiento joven, como sus socios José Barea, Rafael Toscano y Alejandro Trigo, este último actuando como coordinador de sala, aunque nos consta que cuando llega la hora de la verdad todos se remangan para dar la excelencia que buscan en su establecimiento.

Restaurante Casa Amigos, en Málaga capital. Restaurante Casa Amigos, en Málaga capital.

Restaurante Casa Amigos, en Málaga capital. / Paco Menjivar

Un lugar moderno, abierto, sencillo y acogedor con una cocina tradicional, mediterránea, a la vez que moderna, creada por las manos de su jefe de cocina Manuel Blanco, hecha para compartir. Una cocina que ya está dando mucho que hablar entre los aficionados a la buena mesa. Del recorrido gastronómico que nos presentaron ahora les cuento. Merece la pena.

Nuestro invitado: Juan Márquez

Llegaba Juan Márquez de una reunión previa a su partida a Lucena donde presentaría el centenario de la Virgen de Araceli de Málaga, una de sus hermandades agrupadas. Y es que como él mismo describía, “ese es su día a día. Y es que no todos los días se cumplen 100 años”. De inmediato comenzamos nuestra conversación que era mucho lo que queríamos conocer.

Juan Márquez, durante el encuentro. Juan Márquez, durante el encuentro.

Juan Márquez, durante el encuentro. / Paco Menjivar

¿Es la agrupación de Glorias la gran desconocida? “[Silencio] Lamentablemente es así. Las hermandades y cofradías de Gloria somos las grandes desconocidas. Hay muchísima gente que no sabe quiénes somos. Es cierto que somos una agrupación joven, ya que se creó en el año 2000, o sea, ahora cumplimos veinte años, pero hay agrupadas hermandades con muchísimos años. En el año 2000 se unieron catorce hermandades. Sebastián Martín fue el primer presidente a quien siguió Juan Antonio Nieto al que me integre en su junta directiva, primero como tesorero y más tarde también como vicepresidente. Y después, hace dos años, yo fui elegido presidente. En la actualidad somos veintidós cofradías y continuamos creciendo. La única manera de hacernos más visibles es estar presentes en todo tipo de actos de las instituciones y privados de nuestra ciudad. Ese ha sido y será mi principal objetivo durante mi mandato, dar visibilidad a nuestro colectivo.”

¿Dónde se encuentra su sede? “Estamos ubicados en calle Lagunillas, allí tienen su casa todos los malagueños. Somos más de veinticinco mil hermanos que vivimos con dedicación nuestras hermandades”. Parece inevitable compararlos con la Agrupación de cofradías de Pasión, con las de Semana Santa. “Lo entiendo, pero son veinte años contra cien que ellos cumplen en breve. Veintidós cofradías agrupadas de Gloria contra cuarenta y una de Pasión, aunque a este paso los alcanzamos [risas]. Puestos a comparar, nos cuesta un gran esfuerzo hacer cualquier cosa, nuestros recursos son muy limitados”.

Pero, curiosamente, usted procede de cofradías de Pasión. ¿Cómo se produjo ese cambio? “[Silencio] Entré en las de Pasión y más tarde en las de Gloria llevo cincuenta y tres años vinculado a las cofradías. Comencé con 13 años en Viñeros. Entonces no se miraba el DNI [risas]. Después estuve en la Sagrada Cena siendo su hermano mayor Manuel García Campos. He estado toda una vida ahí y continúo teniendo grandes amigos en las cofradías de Pasión. Hace unos años me volqué con las hermandades de Gloria. Todo comenzó sin querer, me gusta contarlo. Tengo grandes amigos en Colmenar. El día de la Candelaria iba a compartir con ellos su festividad. Me fue entrando el gusanillo hasta llegar a enamorarme de Colmenar y su Virgen de la Candelaria de la que me hice hermano.”

Entonces ¿en qué se diferencian o qué aspectos tienen en común ambas agrupaciones? “Nosotros comenzamos nuestros actos el domingo de Resurrección y ya no paramos durante todo el año con las hermandades agrupadas. No me refiero solo a actos, me refiero a salida de procesiones sobre todo. Hacemos veinte procesiones en la calle a lo largo del año y dos con recorrido interno. Nuestras hermandades salen cada una en su entorno y en su fecha. Eso nos diferencia. Las cofradías de Pasión salen desde el domingo de Ramos al viernes santo. Pero tenemos en común muchas cosas. Somos cristianos, nos regimos por las mismas normas. Las novenas, triduos, pregones, presentaciones, procesiones, etcétera, son iguales. Quizás nos diferencia el boato, pero eso no es relevante. Pastoralmente tenemos los mismos actos, las mismas obligaciones. Somos exponentes de fe”.

Me consta que le une una gran relación con la Agrupación de Semana Santa. “Así es. Mi relación con Pablo Atencia y su junta es muy cordial y colaboradora. Asisto a todos los actos que puedo a los que ellos me invitan y nosotros hacemos lo mismo. Estamos bastante unidos. Fíjate hasta qué punto llega nuestra relación que estoy integrado en las actos del Centenario de la Agrupación de Semana Santa. Eso en otros tiempos era impensable. Mi relación con Pablo Atencia es muy afable, hablamos al mismo nivel, y eso no siempre ha sido así. En definitiva ambos representamos a dos agrupaciones de hermandades”.

¿Veremos entonces alguna vez las dos unidas? “[Silencio] Maldito dinero. En otras provincias están unidas y existe una sola agrupación para Pasión y Gloria. Ojalá nos pudiésemos sentar algún día y, sin hablar de dinero, unirnos. La primera vez que se intentó hablar de este asunto, hace años, la cosa no fue muy bien. El apartado económico fue gran parte del problema. Dicho esto, quiero que conste que la agrupación de Pasión se comporta genial con nosotros, pero aquí me siento más pobre que rico. Es inevitable”.

Hay mucha diversidad entre vuestras agrupadas “Sí, claro. Tenemos algunas muy jóvenes y otras con muchos años de andadura. Unas con cinco mil hermanos y otras con quinientos. Pero en nuestra agrupación la más pequeña es igual de importante que la más grande”. No solo están agrupadas hermandades de la capital. “La gran mayoría sí, aunque tenemos dos del área metropolitana: La Virgen del Carmen de La Carihuela y la Virgen de la Candelaria del Colmenar. Tenemos otras hermandades de pueblos limítrofes a Málaga que se quieren agrupar. Es un tema que estamos tratando con el Obispado”.

Uno de los platos. Uno de los platos.

Uno de los platos.

En Málaga, ¿están ya todas agrupadas? “[Silencio] No, quedan algunas por incorporarse, y realmente defiendo que deberían estar agrupadas todas y vivir lo que es la unión”. Durante la comida continuamos nuestra conversación.

La comida

Para disfrutar de los platos que nos tenía preparados Manuel Blanco contamos con el magnífico servicio y atenciones de Caro Ríos. Rápidamente, y tras el descorche de un vino blanco Viñas del Vero, selección de Bodegas Lara, nos presentó un plato de ensaladilla rusa de la casa con zanahoria y langostinos, para continuar con unas tostas de sardinas con pesto y mermelada de tomate, ambos platos plenos de sabores.

¿Cuáles son sus principales objetivos? “Nos queda mucho por pulir, por mejorar, y no creo que me dé tiempo a dejarlo todo hecho. Es normal. Como decía antes, mi principal objetivo es que nos nombren, que nos vean. Esa es mi misión más importante. Lo importante es la agrupación, no que yo deje una gran obra o un gran legado, aunque origine una gran deuda para ello”.

Otro de los platos. Otro de los platos.

Otro de los platos.

¿Están ahora en un buen momento? “[Silencio] A lo largo de nuestra historia hemos pasado muchas dificultades, muchos baches pero esto nunca se vendrá abajo. Siempre hay alguien que la hace resurgir. Existe una gran fuerza que la empuja y la hace superarlo todo. Y esto ocurre tanto en las cofradías de Pasión como en la nuestra”.

Un tartar de corvina salvaje y un pan bao con langostino en tempura, rabo de toro y huevo fueron los platos con que nos sorprendió Caro Ríos. Una muestra más del magnífico trabajo de los fogones de Casa Amigos, y ahí no quedó todo, sino que, tras servirnos una copa, ahora de tinto Beronia, disfrutamos de un solomillo de ternera con verduras de temporada y salsa de queso. Realmente exquisito. Nuestras felicitaciones a todo el equipo de Casa Amigos a quienes les aseguramos un éxito tanto por la seleccionada y elaborada gastronomía que ofrecen a sus clientes, como por el cuidado y esmerado servicio y clima relajado de su establecimiento. Enhorabuena.

Otro de los platos. Otro de los platos.

Otro de los platos.

El año 2021 finaliza su mandato. ¿Se plantea presentarse a la reelección? “No, me quema la silla. No tengo afán de continuar, ni la necesidad de estar siempre ahí”. Le pedí a Juan Márquez un mensaje para los malagueños. “Antes de nada quiero darle las gracias a todos los hermanos de nuestra hermandades y cofradías. Quiero que sepan que los necesitamos y que existimos gracias a su esfuerzo. Y a todos los malagueños, agradecerlos su apoyo en la medida en que los recibimos. También necesitamos de todos ellos”.

Pues con este mensaje de agradecimiento, algo que hizo repetidas veces a lo largo de nuestro encuentro, despedimos a Juan Márquez, un hombre que vive por y para las cofradías de nuestra ciudad. Prácticamente desde la cuna. Muchas gracias, mucha suerte y hasta siempre.

Los vinos. Los vinos.

Los vinos.

Los vinos

Blanco: Viñas del Vero. Excelente vino de la D.O. SOMONTANO de la variedad de uva Gewürztraminer, centroeuropea. Un vino fresco, agradable y afrutado, donde destacan sus notas y aromas florales. Muy recomendable.

Tinto: Beronia. Vino de la D. O. Rioja, elaborado con uva Tempranillo. Sus aromas superiores a frutos rojos lo hacen insuperable. Un vino añejo y muy equilibrado que maridó a la perfección con las carnes que degustamos.

Bodegas Lara Bodegas Lara

Bodegas Lara

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios