Sucesos

Heridos cinco guardias civiles, uno de ellos muy grave, en una persecución en la autovía en Vélez-Málaga

  • El conductor había robado una furgoneta en Motril y fue interceptado en a la altura de la urbanización Baviera Golf en Caleta de Vélez

  • Uno de los agentes se encuentra ingresado en la UCI del Regional, con un traumatismo craneoencefálico

Estado en el que quedó la furgoneta. Estado en el que quedó la furgoneta.

Estado en el que quedó la furgoneta. / M. G.

Cinco agentes de la Guardia Civil resultaron este martes heridos al tratar de detener al conductor de una furgoneta robada que iba a gran velocidad por la autovía, en Vélez-Málaga. Tres de ellos iban en el coche patrulla que fue embestido por éste durante la persecución. Los otros dos agentes fueron agredidos durante la detención.

Uno de ellos tuvo que ser trasladado hasta el Hospital Regional de la capital en helicóptero dada la gravedad de sus heridas y se encuentra ingresado en estado muy grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con un traumatismo craneoencefálico, según informaron fuentes sanitarias. Los otros dos, aunque sufrieron lesiones leves, fueron a Observación de Urgencias del Hospital Comarcal de la Axarquía. El conductor de la furgoneta también fue trasladado a esta misma unidad. 

El suceso tuvo lugar sobre las 11:45 en el kilómetro 274 de la A-7 a su paso por el término municipal de Vélez-Málaga, según informaron desde el Servicio de Emergencias 112 Andalucía. Concretamente, el accidente se produjo a la altura de la urbanización Baviera Golf en Caleta de Vélez.

Según fuentes del Instituto Armado, la furgoneta que pertenece a una conocido grupo de suministros de hostelería de Vélez-Málaga fue sustraída en Motril, donde el llevaba a cabo un reparto, posiblemente de frutas.

Los agentes, que comprobaron que el vehículo había sido robado tras recibir el aviso, comenzaron a seguirla. Según explicaron estas mismas fuentes, iba a gran velocidad por la Autovía del Mediterráneo desde Granada a Málaga.

Estado en el que quedó el vehículo conducido por los guardias civiles. Estado en el que quedó el vehículo conducido por los guardias civiles.

Estado en el que quedó el vehículo conducido por los guardias civiles. / M. G.

A pesar de darle el alto en varias ocasiones, el conductor no bajó la velocidad, y a la altura de la urbanización Baviera Golf fue cuando el vehículo de la Guardia Civil se puso en paralelo con la furgoneta. En ese momento, el conductor dio un volantazo, embistiéndolos para sacarlos fuera de la carretera.

El todoterreno en el que iban los agentes dio varias vueltas a la campana, saltando la mediana y cruzando hasta el carril contrario. La furgoneta también volcó. A pesar de ello, el conductor intentó huir ofreciendo una gran resistencia a su detención, llegando a lesionar a los dos guardias civiles de otra patrulla del dispositivo que realizaron la detención y que tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos de la Clínica Rincón. El conductor es un británico de 28 años que no tenía carnet de conducir y cuenta con varios antecedentes delictivos.

Según las fuentes consultadas, la patrulla estaba formada por agentes pertenecientes al Grupo de Intervención Rápida (GIR) de la Guardia Civil. Dos de ellos eran jóvenes en prácticas, uno del Cuartel de la Guardia Civil de Nerja y una del de Torre de Benagalbon en Rincón de la Victoria. Ambos de 25 años. El más veterano es también de este puesto. Es la persona que se encuentra más grave porque según estas mismas fuentes, con el golpe salió despedido del todoterreno hasta la calzada.

Hasta el lugar del accidente se desplazaron equipos de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) y efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos por si era necesario que tuviesen que excarcelar a alguno de los ocupantes de los vehículos implicados. No fue necesario aunque si la intervención de un helicóptero para trasladar al herido más grave hasta el Hospital Regional de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios