Provincia

La Junta se compromete a dar solución a las casas en el campo de la Axarquía

  • Juanma Moreno se reúne con el colectivo de afectados de la Axarquía SOHA y asegura que el problema se resolverá durante el mandato

El presidente de la Junta de Andalucía, junto al de SOHA, Philip Smaley, y el portavoz, Mario Blancke. El presidente de la Junta de Andalucía, junto al de SOHA, Philip Smaley, y el portavoz, Mario Blancke.

El presidente de la Junta de Andalucía, junto al de SOHA, Philip Smaley, y el portavoz, Mario Blancke. / SOHA

De momento se desconoce la fórmula, procedimiento o vía que la Junta de Andalucía va a seguir para resolver el problema de las viviendas en suelo no urbanizable. Tampoco si se tratará de una legalización –como piden los propietarios– o de una nueva regularización. Lo que sí parece, según el compromiso que este jueves adquirió el presidente del gobierno autonómico, Juanma Moreno, es que “la mayoría de los propietarios de buena fe van a encontrar una salida a sus problemas”. También los ayuntamientos, que “gran parte de ellos” conseguirán aprobar los Planes Generales de Ordenación Urbana de sus respectivos municipios. Todo ello, antes de que finalice su mandato, según afirmó.

La primera visita oficial del presidente de la Junta de Andalucía a la capital de la Axarquía fue este jueves para reunirse con los propietarios, asociaciones, plataformas de vecinos con viviendas en suelo no urbanizable y alcaldes. Un problema que afecta a más de 300.000 viviendas en Andalucía, pero que como reseñó Moreno Bonilla, principalmente está localizado en esta comarca. Por eso este jueves, Moreno acudió a Vélez-Málaga junto a la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, y el equipo técnico de Ordenación del Territorio.

“Yo vengo aquí a dos cosas: a escuchar a las plataformas y a los alcaldes; y a dialogar con ellos. Estamos trabajando para buscar una solución a esa situación histórica de viviendas irregulares en Andalucía que supone no sólo un sufrimiento para muchos vecinos sino también una traba para los propios ayuntamientos, para su propio desarrollo urbanístico y progreso”, manifestó antes de la reunión, reconociendo que se trata de “un problema medioambiental” y “una limitación al crecimiento”.

“Después de tantos años, ha llegado el momento de buscar una solución, que no es fácil. Hay que ser audaces, valientes, y hay que buscar un espacio en el ámbito legal para superar esta situación”, propuso el presidente, quien incluyó la modificación de la Ley de Ordenación de Suelo de Andalucía (LOUA).

Aunque Moreno se mostró convencido de que “con buena voluntad y mucho diálogo” se puede conseguir una solución para la mayoría”, aclaró que “nunca va a ser para la totalidad porque es mucha la casuística que hay en materia de viviendas de situación irregular”. En este sentido, insistió en que “nunca se van a poder acoger al cien por cien, ni todo el mundo va a estar satisfecho con la solución que podamos acordar”.

El presidente autonómico también pidió la colaboración y cooperación de los ayuntamientos, ya que también son competentes en materia de ordenación urbanística “y tienen un papel destacadísimo en este objetivo”. Asimismo, se comprometió a impulsar la aprobación de los planes generales en “la inmensa mayoría de los pueblos y ciudades”.

El portavoz de la asociación Salvemos Nuestras Casas de la Axarquía (SOHA), Mario Blanke, se mostró prudente hasta no conocer el decreto en el que está trabajando la Junta de Andalucía para llevar a cabo una nueva regularización de viviendas. No obstante, sí le pareció un acierto que aquellas con licencias anuladas puedan acogerse a la figura de asimilado fuera de ordenación (DAFO), evitando así una posible demolición. También que “se suprima la limitación que posibilita que todos los propietarios puedan realizar obras de consolidación que ahora están totalmente excluidas”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios