Provincia

Fernández Montes y la tránsfuga de Vox le dan la Alcadía de Torremolinos al PSOE

  • Ortiz vuelve a dejar al PP en la oposición con nueve concejales en un Pleno marcado por la tensión y la incertidumbre hasta última hora

El socialista José Ortiz ha vuelto a ser investido este sábado alcalde de Torremolinos. El socialista José Ortiz ha vuelto a ser investido este sábado alcalde de Torremolinos.

El socialista José Ortiz ha vuelto a ser investido este sábado alcalde de Torremolinos. / E. Moreno

Comentarios 2

La incertidumbre en Torremolinos se ha mantenido hasta el último momento en un pleno tenso y a rebosar. Una larga cola a las puertas del Ayuntamiento una hora antes de que diera comienzo el pleno de investidura daba cuenta de la expectación que se ha vivido en el municipio hasta el mismo día de la votación, en la que finalmente ha resultado ganador el socialista José Ortiz, con un total de 13 votos a favor, quien volverá a ostentar el bastón de mando durante los próximos cuatro años.

Ortiz, que de nuevo vuelve a dejar en la oposición a los nueve ediles del Partido Popular, ha contado con el apoyo de los tres ediles de Adelante, así como el de la concejala de Por Mi Pueblo (PMP), Avelina González, partido que preside el propio Pedro Fernández Montes, y el voto decisivo de la ex número dos de Vox, Lucía Cuín, la única que no se ha pronunciado y que ha mantenido su voto en secreto. “A partir del lunes queremos conformar una amplia mayoría de gobierno para afrontar temas tan vitales para la ciudad como el presupuesto, el desarrollo del plan general y la mejora de los servicios públicos”, señaló el de nuevo investido alcalde de Torremolinos a los periodistas al término  de la sesión.

La tensión en el salón de plenos era palpable, sobre todo durante los discursos de los portavoces de los diferentes grupos antes de iniciar la votación. Una de las intervenciones más calientes la protagonizó precisamente la de la edil de PMP, Avelina González, quien no ha escatimado en críticas hacia la gestión del PSOE, pero sobre todo hacia la candidata del Partido Popular, Margarita del Cid.

“El PSOE en estos cuatro años ha hecho cosas mal, pero es que el PP en la oposición no ha hecho nada”, aseguró al comienzo de su discurso, para poco después dirigirse directamente a Del Cid para decirle que llevaba a sus espaldas “una mochila más propia de un político corrupto”. El presidente de la mesa, en este caso el concejal de mayor edad, David Obadía, tuvo que llamarle la atención en más de una ocasión por el tono de su presentación, más propio de Fernández Montes, e incluso la amenazó con retirarle la palabra o incluso de suspender el pleno llegado el caso. Sus palabras fueron acogidas con abucheos por parte de un grupo de los asistentes al pleno.

Pese a las interrupciones, González no tardó en dejar claro públicamente que votaría a favor de la candidatura de Ortiz, consumándose así la venganza del exalcalde hacia la candidata del Partido Popular, del que fuera presidente durante dos décadas.

Por su parte, David Tejeiro, concejal de Izquierda Unida integrado en la coalición de Adelante Torremolinos junto con Podemos, lanzó unas palabras de apoyo a los ediles que habían sufrido acoso, persecuciones, insultos y amenazas en los últimos días para pedir su voto, dejando claro la tensión que se ha vivido en la localidad en las semanas previas y postulándose a favor del socialista.

De hecho, Ortiz ha dejado entrever a los periodistas que existe un acuerdo programático con una de las fuerzas políticas que le ha dado su apoyo, aunque no se ha referido explícitamente a Adelante Torremolinos, algo que dará a conocer a partir del lunes.

Por último, Del Cid, que esta mañana ha estado acompañada por el presidente provincial del partido, Elías Bendodo, y de la exdiputada y exministra Celia Vilallobos, se ha quedado a un solo concejal de la mayoría absoluta. El acuerdo de gobierno alcanzado apenas dos días antes con Ciudadanos más el apoyo del único representante de Vox en el municipio, Antonio Sevilla, no han sido suficientes para hacerse con la codiciada vara de mando del Ayuntamiento. Ni Villalobos ni Bendodo, sentados en primera fila durante la hora y media que duró el pleno, se quedaron hasta el final tras un recuento de votos que dio la victoria a su contrincante.

Incertidumbre resuelta en un municipio en el que este sábado podía pasar casi cualquier cosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios