Vox Torremolinos | Lucía Cuín “No he hecho nada malo, solo reivindicar la diversidad”

  • La número 2 de Vox en Torremolinos, Lucía Cuín, se pasará al grupo no adscrito en el Ayuntamiento por apoyar el Orgullo LGTBI

“No he hecho nada malo, solo reivindicar la diversidad”

“No he hecho nada malo, solo reivindicar la diversidad”

"No voy a dejar mi acta de concejal por haber participado en un acto del orgullo LGTBI. Es una lucha de derechos y es un colectivo que deja mucho dinero en Torremolinos, un pueblo muy diverso y en el que conviven muchas culturas. No he hecho nada malo, solo reivindicar la diversidad”. Con estas palabras, la hasta ahora número dos de Vox en Torremolinos, Lucía Cuín, se defendía de los ataques recibidos en los últimos días y las presiones internas por parte del partido para abandonar su acta de concejal después de que el pasado jueves participara en el tradicional despliegue de la bandera arcoiris en el balcón del Ayuntamiento de Torremolinos junto al resto de concejales de la corporación.

Asegura haber recibido presisiones por parte del partido para que abandone el acta

Cuín, que apenas llevaba cinco meses afiliada al partido, aunque inició su andadura política a los 18 años como militante del Partido Popular, ya ha presentado formalmente su baja del partido, por lo que pasará al grupo no adscrito, dejando a la formación de Abascal con un único representante en la localidad tras lo ocurrido. “No pensaba que iba a tener represalias porque Vox se ha tirado toda la campaña diciendo que llevábamos en las listas personas homosexuales y un chico negro y resulta que a la primera de cambio me solicitan el acta de concejal. No pensé que fuera una línea roja, y menos en Torremolinos”, criticó Cuín, que aseguró haber recibido presiones internas para abandonar el acta desde el primer momento.

E incluso ha tenido que eliminar su cuenta de Twitter tras los insultos recibidos en los últimos días. “No tiene sentido que hasta hace dos semanas pidiéramos el voto a todo el mundo, homosexuales o no, para luego no estar para todos”, agregó Cuín, que relató que ese mismo día participó en la izada de la bandera, en una reunión con empresarios del municipio y en la salida de la romería del Rocío en la localidad. “Fui porque consideré que tenía que estar allí”, apuntó.

Al mismo tiempo, la ya ex número dos de la formación verde, indicó que en ningún momento solicitó permiso a la agrupación porque “no lo consideré necesario”. “Se lo comenté a mi número uno y me dijo que no lo veía mal. A partir de ahí todo empezó a desencadenarse hasta llegar a esta situación”, puntualizó. “Yo considero que el acta es una cosa personal, no del partido, y no creo que haya hecho nada malo. Diferente es si se tratara de algún caso de corrupción”, continuó.

Su salida del partido deja en el aire la investidura de Margarita del Cid como posible candidata a la alcaldía si Cuín da su apoyo al socialista José Ortiz. En cualquier caso, cualquiera de los dos alcaldables necesita al menos 13 votos para gobernar con mayoría absoluta, y los dos concejales de Ciudadanos aún no se han decantado por ninguna de las dos formaciones, una decisión que podría demorarse hasta el último momento. “Antes me debía a unas siglas y ahora a mi persona. Yo no soy llave de nada, antes tiene que pronunciarse Ciudadanos. En todo caso, tendré que estudiar bien los programas de ambos partidos y sentarme con ellos antes de tomar una decisión”, señaló Cuín, que afirmó ser afín a un gobierno de derecha tras su paso por el Partido Popular, con Margarita del Cid al frente, a quien conoce desde hace tiempo, pero tampoco cierra las puertas a ofrecer su apoyo al socialista José Ortiz el día de la investidura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios