Caso Borja

La madre del ladrón que murió en Fuengirola, en contra de la suspensión de la pena de cárcel del joven que lo mató

  • Tiene "otra concepción del delito cometido", porque desde su punto de vista hay "dolo", explica su abogado, que asegura que el hombre era un "hijo un poco descarriado" que vivía "de una forma muy particular"; mientras que ella "se ha tirado toda su vida intentando encarrilarlo"

Vista exterior del hotel Las Palmeras en Fuengirola Vista exterior del hotel Las Palmeras en Fuengirola

Vista exterior del hotel Las Palmeras en Fuengirola

Comentarios 4

El abogado de la madre de Pedro, el hombre que murió como consecuencia de los golpes que le propinó Borja para recuperar el bolso de una mujer que la víctima le había robado, ha indicado que su representada está en contra de la suspensión de la pena de prisión de dos años impuesta al joven por un delito de homicidio imprudente. Además, ha sido condenado a indemnizar con 180.000 euros a las hijas del fallecido.

"Honestamente, no estamos de acuerdo", ha afirmado en una entrevista concedida a Europa Press el letrado José Antonio Iranzo, quien ha argumentado que la acusación que ejerce tiene "otra concepción del delito cometido" y que, desde su punto de vista, hay "dolo".

La Fiscalía de Málaga se ha mostrado favorable a suspender la pena de dos años de cárcel, mientras que el abogado de las hijas de Pedro ha explicado que solo la aceptarían si éste hace efectiva la indemnización de 180.000 euros.

No obstante, Iranzo ha señalado que aceptan la sentencia "como no puede ser de otra manera", pero ha añadido que Borja "tiene que cumplir su pena" porque "para eso está la ley". En este sentido, el letrado ha agregado que si cumple las condiciones y el juez así lo considera, "habrá que aceptar" la suspensión de la pena de prisión.

"Es un caso que se ha llevado con todas las garantías jurídicas habidas y por haber. Ha tenido un juicio con todas las garantías que ofrece el Estado de Derecho español y ha sido condenado por un delito", ha recalcado el abogado, para después insistir en que "tiene que cumplir su pena".

Respecto a la atención mediática que el caso ha despertado tras conocerse la sentencia condenatoria al joven malagueño, Iranzo ha rechazado el "tinte" que ha tomado porque "se dicen muchísimas cosas" y no se tienen en cuenta "muchas de las circunstancias que lo rodean". En este caso, ha puesto de relieve que los padres de la víctima mortal, María y Pedro, "lo están pasando fatal".

Para el abogado de la madre de Pedro, "no es fácil de asumir esta atención mediática" después de los años transcurridos tras el "fatal desenlace", ni recordar algunas cuestiones "que han sido el sufrimiento de la familia". Iranzo ha señalado que Pedro era un "hijo un poco descarriado" que vivía "de una forma muy particular". "(María) Se ha tirado toda su vida intentando encarrilarlo", ha señalado.

Asimismo, ha hecho hincapié en que la madre de Pedro, que en la actualidad es "una persona de edad muy avanzada" que vive en un pueblo "muy pequeñito", no obtiene "ningún beneficio en absoluto" en este proceso. "Se preocuparon (los padres de Pedro) por personarse en la causa por razones lógicas de amor y paternidad", ha concluido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios