Medio Ambiente

El Parque Nacional Sierra de las Nieves, a la espera de Gobierno

  • Los municipios permanecen a la espera de que le ley sea llevada al Congreso para su debate y aprobación

Refugio de Quejigales, entrada a los bosques de pinsapos centenarios Refugio de Quejigales, entrada a los bosques de pinsapos centenarios

Refugio de Quejigales, entrada a los bosques de pinsapos centenarios / Javier Flores (Ronda)

La situación política actual en España con un Gobierno en funciones no solo afecta a los grandes asuntos generales, también a cuestiones muy concretas como la declaración de la Sierra de la Nieves como Parque Nacional, que está a la espera de poder cumplir su último trámite con su aprobación en el Congreso y su posterior desarrollo por parte del Gobierno central. De momento, a pesar del retraso que se está produciendo sobre las fechas inicialmente previstas, no existe todavía impaciencia entre buena parte de los municipios que formarán parte dentro del futuro parque y que ven este reconocimiento como una oportunidad para su desarrollo bajo el paraguas de una marca de protección ambiental que cuenta con un importante reconocimiento en el país.

Además, su puesta en marcha también conllevará la realización de inversiones para dotar el espacio de la infraestructuras que se exigen para atender a los futuros visitantes, como son los centros de recepción de visitantes.

El alcalde de El Burgo, José Joaquín García, señaló que “estamos confiados en que se constituya un Gobierno estable, que es lo único que en los dos últimos años impidió que se declarase el Parque Nacional”. En este sentido, insistió en que “aquí todos estamos de acuerdo y solo falta que la ley se lleve a la Congreso”. En un sentido similar se pronunció el alcalde de Yunquera, José Antonio Víquez, que afirmó que “dependemos de que tengamos un gobierno en firme, está todo tramitado, solo queda llevarlo y debatirlo al Congreso y Senado.

Fueron los propios municipios los que buscaron el acuerdo para desde los ayuntamientos impulsar este proyecto, que también contó con el respaldo de la Junta de Andalucía y que logró unir a todas las formaciones políticas en su apoyo.

De este modo se busca dotar de una mayor protección a una zona de gran valor ambiental en el que se cuenta con un bosque centenario de pinsapos, una reliquia botánica que se remonta a la época glaciar de la Península Ibérica. También los encinares y alcornocales de Monda e Istán son a destacar, al igual que la presencia de castaños en Parauta.

Además, las grandes rapaces son otro de sus grandes riquezas, con presencia del águila real, perdicera, búho real, azor o gavilán. También es fácil de ver la cabra montés, el corzo o la nutria, que está presente en los ríos que la componen.

Una vez que se produzca la aprobación se convertirá en el decimosexto Parque Nacional de España y tercero de Andalucía, junto a Doñana y Sierra Nevada, alberga el 65% de la superficie de pinsapar en España, así como valiosas formaciones de quejigales, encinares y bosque mediterráneo.

Además, los ecosistemas de la Sierra de las Nieves sirven de hábitat a 150 especies de aves y a una rica fauna terrestre, y entre sus valores geológicos destaca la presencia de grutas, cavernas y simas y uno de los escasos afloramientos de peridotitas (rocas de origen plutónico) del planeta. El Parque Nacional abarcará 23.000 hectáreas, que incluyen gran parte del actual parque natural e incorpora la Zona Especial de Conservación (ZEC) de Sierra Blanquilla y parte de la ZEC de sierras Bermeja y Real, además de una zona periférica de 75.000 hectáreas que engloba la Reserva de la Biosfera declarada por la Unesco y otra franja de terrenos de la ZEC Sierras Bermeja y Real.

La superficie total del parque se reparte entre los municipios de Alozaina, Benahavís, Casarabonela, El Burgo, Guaro, Igualeja, Istán, Monda, Ojén, Parauta, Ronda, Serrato, Tolox y Yunquera, con 64.000 habitantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios