Patrimonio

Ronda espera contar con el plan especial del conjunto histórico en unos 3 años

  • El equipo redactor aboga por hacer la zona más habitable y compatibilizarla con el turismo

Casco antiguo de Ronda Casco antiguo de Ronda

Casco antiguo de Ronda / Javier Flores (Ronda)

Ronda espera poder contar con el plan especial del conjunto histórico en un plazo de 2 a 3 años, según los cálculos del equipo redactor que se encargará de realizar los trabajos y que este miércoles mantuvo un primer encuentro con el Gobierno local tras la firma de contrato de adjudicación.

El delegado municipal de Urbanismo, Jesús Vázquez, expresó su deseo de poder contar con este documento antes de que finalice la legislatura y así poder dar una mayor agilidad a las actuaciones en esta amplia zona de la ciudad, algo que en estos momentos choca con la lenta burocracia que supone el tener que recurrir a pedir autorización a la Junta de Andalucía para casi cualquier tipo de intervención, incluso las de pequeño calado en el interior de las viviendas.

En este mismo sentido se expresó el responsable del estudio GR Arquitectos, Juan Carlos García de los Reyes, que abogó por dar una mayor agilidad y seguridad a todos aquellos que decidan invertir o vivir en el casco antiguo rondeño, algo que sostuvo que se logrará en el momento que el Consistorio pase a contar con este documento y gestione directamente el mismo.

En cuanto a sus objetivos con la redacción del plan los redactores apostaron por hacer la zona “más habitable” y que sea más accesible para los rondeños, con dotación de servicios de sus habitantes. Además, resaltó la importancia de compatibilidad la actividad turística con que sea una zona atractiva para que los rondeños puedan habitar en la misma y se puedan adquirir viviendas a precios más accesibles. Todo ello consideran que supondría evitar que puedan quedar inmuebles abandonados como ocurre en la actualidad.

Eso sí, reconocían que se trata de un documento “muy complejo” al tener que hacer compatibles los intereses de colectivos muy diferentes y tener que contar con el pronunciamiento de diferentes administraciones que deben dar su visto bueno al mismo antes de su aprobación y entrada en vigor.

A ello se une la necesidad de dotar al patrimonio de los suficientes mecanismos de protección sin que ello suponga limitar el desarrollo de la zona, ya que, según dijo García de los Reyes, “no solamente se trata de proteger monumentos”.

De este modo el Ayuntamiento de Ronda tratar de poner fin a un proceso que se prolonga ya casi 20 años y que cuenta con varios intentos fallidos de redacción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios