Coronavirus

El Sindicato Médico denuncia la grave situación del Área Sanitaria Serranía de Málaga

  • Pide soluciones definitivas para la UCI del hospital comarcal y asegura que atención primaria está saturada

Una de las habitaciones de la UCI del hospital de Ronda Una de las habitaciones de la UCI del hospital de Ronda

Una de las habitaciones de la UCI del hospital de Ronda / Javier Flores (Ronda)

El Sindicato Médico ha denunciado la "grave problema" que considera que está sufriendo el Área de Salud Serranía de Málaga, resaltando el reciente cierre de la UCI del Hospital de Ronda y la situación en la que se encuentran las urgencias de atención primaria, en las que sostiene que los pacientes se ven obligados a permanecer en la calle mientras se les contacta el motivo de su visita ante la falta de circuitos diferenciados para posibles Covid-19 y el resto de dolencias.

En cuanto a la situación de atención primaria, este sindicato considera "inconcebible" que tras discurrir seis meses de la declaración del Estado de Alarma sigan sin modificarse las urgencias situadas en el centro de salud Ronda Norte a pesar a las promesas realizadas por los responsables de Salud. Además, sostienen que tampoco se ha reforzado el servicio con un tercer equipo y tampoco se cuenta con un responsable que se encargue de la organización de este servicio.

Por ello, aseguran que la sensación del personal sanitario que trabaja en este departamento es de "abandono", al que creen que también está perjudicando a la imagen del propio servicio.

En cuanto a la situación de los médicos de familia, afirman que existen un descontento "generalizado" que también se traslada a los pacientes.

El Sindicato Médico responsabiliza de esta situación a que la organización actual está a cargo de personal en funciones y la gestión de toda Atención Primaria en la Serranía de Ronda se realiza desde una Subdirección de Enfermería, cuando mantienen que debería hacerse desde una Dirección Médica o Asistencial.

"Las agendas de los médicos son inasumibles desde hace semanas por el número de consultas diarias, telefónicas, presenciales, traje, avisos domiciliarios y demás actividad relacionada con los casos, contamos y diagnóstico de Covid-19", afirman en un comunicado.

Además, aseguran que en la zona no se han contratado rastreadores y la plantilla asegura que sigue mermada tras la finalización de los contratos del personal sin título de especialista. "La situación empeorará si no se consiguen contratar médicos de familia, algo que ya de por sí es complicado en esta área, y aún sin resolver desde el SAS desde hace años", señalan.

Por otra parte, afirman que la situación que se vive en la UCI del hospital comarcal es consecuencia de "decisiones incorrectas tomadas en los días previos desde la Dirección de Área, algunas de ellas tomadas por personas no competentes para ello y que llevó a posteriori al obligado aislamiento preventivo de muchos trabajadores".

De igual modo, aseguran que el cierre de la unidad se debió producir entre 24 y 36 horas antes, mostrando su respaldo a los responsables del UCI y pidiendo "respeto" para los mismos, ya que todavía "muchos" seguirían aislados en sus domicilios a pesar de que desde el propio SAS se anunció que habían dado negativo en las pruebas PCR que se les practicaron y que se irían incorporando de forma paulatina a su lugar de trabajo.

Finalmente, el Sindicato Médico exigió a los políticos que "dejen de intoxicar con información falsa o ambigua, intentando colocarse medallas que no les corresponden y que también contribuyan a mejorar los servicios, pero desde el ámbito que les compete"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios