Agricultura

Vía libre para combatir a la avispilla del castaño

  • Autorizan la suelta masiva de torymus 

  • Los productores piden colaboración para poder realizar una compra importante de ejemplares

Suelta de torymus en El Valle del Genal. Suelta de torymus en El Valle del Genal.

Suelta de torymus en El Valle del Genal. / Javier Flores (Ronda)

Tras cinco años de plaga, el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente autorizó recientemente el uso libre de torymus por parte de los productores de castañas, siempre que sea adquirido en empresas españolas registradas, según informó el responsable del castaño en COAG Málaga, Francisco Boza.

De este modo se pone final a una larga espera en la que los productores y alcaldes han venido reclamando esta medida ante lo que consideraban una amenaza muy grave para los castañares, ya que la Junta de Andalucía solo fue autorizada a realizar sueltas experimentales que se consideraban insuficientes para el control de la plaga que se extendió rápidamente por los castañares del Valle del Genal, principal zona productora de la provincia, aunque existen otras áreas en las que también tiene presencia esta especie.

Una vez conocida la decisión este viernes tuvo lugar en Cartajima una reunión con el objetivo de comenzar a establecer las líneas a seguir para realizar sueltas libres y efectivas de torymus sinensis, insecto depredador de la plaga de la avispilla del castaño. En la reunión, que el responsable del castaño en COAG Málaga, Francisco Boza, ha definido como “histórica y fundamental para el Valle del Genal”, han participado miembros de sindicatos agrarios, responsables de cooperativas y almacenes de castañas y representantes municipales de los ayuntamientos del Valle del Genal.

El torymus sinensis es el predador natural de la avispilla del castaño y el único método que se ha demostrado efectivo para luchar contra la plaga, que se ha expandido rápidamente causando graves daños en los castañares del Valle del Genal.

“Ahora entramos en una nueva etapa en la que los productores tenemos la posibilidad de liberar una mayor cantidad de torymus para conseguir llegar a un nivel de equilibrio biológico entre la avispilla y su depredador, lo que hará que, aunque la plaga permanezca, esta no causará a medio plazo un perjuicio económico significativo al sector de la castaña”, subrayó el representante de COAG Málaga. En este punto, y de ahí la importancia de la reunión mantenida ayer en Cartajima, desde el sector se pide colaboración y financiación a entidades públicas y privadas para realizar una compra importante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios