Semana Santa

El Cautivo y la Trinidad ya reciben culto en la parroquia de la Amargura de Málaga

  • Los titulares fueron trasladados de forma privada debido a la crisis del coronavirus

  • El templo cumplirá con todas las medidas de seguridad que se exigen durante la fase 1 de la desescalada

Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad en la parroquia de la Amargura de Málaga. Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad en la parroquia de la Amargura de Málaga.

Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad en la parroquia de la Amargura de Málaga. / M.H.

Los devotos de Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad ya pueden volver a ver a sus sagrados titulares expuestos en la parroquia de Santa María de la Amargura. En este templo permanecerán hasta que finalicen los trabajos de restauración que se están realizando en el interior de la iglesia de San Pablo, su sede canónica, a la que volverán cuando concluyan las obras. La cofradía del Cautivo trasladó a las sagradas imágenes de manera privada, siguiendo todas las normas que marcan el estado de alarma por la pandemia de Covid-19.

El presbítero del templo acoge desde este sábado 23 de mayo a dos devociones insignes de la Semana Santa de Málaga. Durante esta fase 1 de desescalada, la parroquia podrá acoger a un máximo de 120 personas, un tercio de su aforo, y abrirá de 9:30 a 12:00 y de 18:00 a 20:30, de lunes a sábado, ampliando su horario matutino hasta las 13:15 los domingos. Este horario permite que se lleven a cabo las visitas de forma escalonada.

Para poder acceder al interior del templo, los fieles deben llevar la mascarilla puesta y las manos lavadas con gel hidroalcohólico justo antes de entrar, desinfectar los zapatos en las alfombras de la entrada al templo y mantener la distancia de seguridad. Por todo ello, la corporación del Lunes Santo hace un llamamiento a la responsabilidad ciudadana para que se cumplan todas estas normas y garantizar la seguridad de los fieles en plena crisis sanitaria.

Las misas tendrán lugar todos los días a las 10:00 y 20:00, y además a las 11:15 y 12:30 los domingos. Cuando se complete el aforo máximo permitido las personas que no hayan podido entrar deberán esperar a la siguiente misa. A la entrada del templo se encontrarán unos voluntarios encargados de organizar y acoger a los devotos.

María Santísima de la Trinidad Coronada está ataviada para el tiempo pascual con manto y saya de color blanco. En señal de luto por los fallecidos a causa del coronavirus, la virgen luce un crespón negro anudado a la medalla de Andalucía que le fuese concedida a título póstumo a Gregorio Sánchez, más conocido como Chiquito de la Calzada. También porta el escudo heráldico de la banda de cornetas y tambores de El Cautivo por el reciente fallecimiento de José López García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios