Semana Santa

La Sagrada Cena, el último encuentro antes de la agonía

La Sagrada Cena sale de su casa hermandad en la calle Compañía.

La Sagrada Cena sale de su casa hermandad en la calle Compañía. / Domingo Mérida

La casa hermandad de la Sagrada Cena, en la calle Compañía, y la vecina sede de Turismo Andaluz, donde se preparan los penitentes, volvieron a ser el punto de encuentro de los 1.400 hermanos que componen esta cofradía fundada en 1924 por un grupo de ferroviarios malagueños y que tuvo su sede en la propia estación de tren hasta hace un par de décadas. Era la primera de la tarde del Jueves Santo y con esta hermandad se abría una tarde pletórica, sin rastro de lluvia, y dispuesta a recibir a las ocho cofradías que tenían previsto realizar su salida. 

Fuera de las fronteras de los acreditados, acotadas con vallas, había público, mucho público reunido a pleno sol en algunas zonas para ver dos tronos muy espectaculares, el de la Sagrada Cena Sacramental de Nuestro Señor Jesucristo y el de María Santísima de la Paz.

A la hora precisa, las 17:15, se abrieron las puertas para que comenzara el desfile de los 400 nazarenos que acompañaron ambos tronos. Los del Señor con túnica color blanco, con ribetes y botones rojos y capirote rojo. Los de la Virgen también de túnica blanca con ribetes azules y capirote de terciopelo azul. Minutos después se escucharon los primeros toques de campana y asomaron las cabezas de los ocho varales, bajo los que metieron el hombro 270 portadores.

La Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Redención formada en Puerta Nueva y rodeada de gente. La Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Redención formada en Puerta Nueva y rodeada de gente.

La Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Redención formada en Puerta Nueva y rodeada de gente. / Domingo Mérida

Tenían una misión complicada, pasear por las calles del Centro el gran conjunto escultórico compuesto por los doce apóstoles y Jesús presidiendo la mesa, talla del imaginero Luis Álvarez Duarte de los años 70. Un incendio destruyó la Imagen que se procesionaba con anterioridad.

Con una mecida suave y delicada, al son de las preciosas marchas que una tras otras iban encadenando de forma magistral los músicos de la Agrupación Nuestro Padre Jesús de la Redención de Córdoba, con muchísima elegancia y quietud salió el Señor por las calle de Málaga ofreciendo un momento especialmente emotivo. 

Nazarenos de la Sagrada Cena antes de formar el cortejo en la sede de Turismo Andaluz. Nazarenos de la Sagrada Cena antes de formar el cortejo en la sede de Turismo Andaluz.

Nazarenos de la Sagrada Cena antes de formar el cortejo en la sede de Turismo Andaluz. / C. F.

Tras abandonar su casa y realizar el giro hacia la calle Compañía, continuó el cortejo con los capirotes azules. Unos cincuenta minutos después de la apertura de puertas, María Santísima de la Paz hizo lo propio ante aplausos y las miradas emocionadas de los fieles. En su trono de plata, con su manto y su palio de bordado barroco, con elegantes adornos florales en rosa, la Virgen emprendió la marcha tras su Hijo con los sones de su banda, Nuestra Señora de la Paz.

A las 18:00 pidieron la venia en la Tribuna Oficial para terminar el paso por las sillas dos horas después y regresar a su templo por Duque de la Victoria, Plaza del Carbón, Uncibay, Álamos y Carretería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios