Sociedad

Así es el protocolo para las piscinas frente al coronavirus

La distancia de seguridad en las piscinas será de dos metros./unsplash La distancia de seguridad en las piscinas será de dos metros./unsplash

La distancia de seguridad en las piscinas será de dos metros./unsplash

Con la llegada del buen tiempo, muchos se preguntan si volverán a abrir las piscinas este verano y cómo será acudir a estos centros de ocio con las restricciones que impone esta ‘nueva normalidad’.

Aunque no existe fecha definitiva aún para la reapertura de piscinas, jacuzzis y spas, el gobierno ha consensuado un plan de actuación consensuado con las distintas comunidades autónomas, de forma que se garantice la seguridad en este tipo de espacios y se evite al máximo posible el riesgo de contagio.

Mayor limpieza, menor aforo

Entre las medidas más destacadas se incide en la limpieza y desinfección de las zonas comunes y la recomendación de reducir el aforo.

El Ministerio de Sanidad ha pedido a las comunidades autónomas que, cuando puedan abrir sus piscinas en función de la fase en la encuentren, tienen que duplicar la superficie por persona en espacios abiertos o triplicarla si se trata de piscinas cubiertas, por lo tanto dependerá del aforo de cada instalación, eso sí, inciden en la importancia de mantener las medidas de distanciamiento social de dos metros entre las personas. También se va a controlar el número de bañistas que podrá haber dentro de la piscina en cada momento. 

En cuanto al mantenimiento, el Ministerio de Sanidad recomienda tener geles hidroalcohólicos para desinfectar manos y calzado en la entrada al recinto, repartir bolsas individuales de basura en las que los usuarios puedan depositar sus pertenencias y desinfectar al menos dos veces al día todo el mobiliario como duchas, grifos, barandillas, pomos de las puertas, aseos y vestuarios. Sanidad pide que la desinfección se realice con paños de un único uso y con soluciones desinfectantes como lejía 1:50 recién preparada u otros virucidas aprobados por el Gobierno.

Agua siempre bien tratada

En cuanto al agua de la piscina, se tendrá que depurar con productos químicos tal y como se venía haciendo hasta ahora ya que desde el Ministerio aseguran que hasta el momento no hay evidencias científicas de que el coronavirus pueda transmitirse a las personas a través del agua de piscinas, jacuzzis o spas.

Como recomendaciones para los bañistas, Sanidad hace hincapié en que “todos los objetos personales como toalla, botes de crema, calzado de uso exclusivo, mochilas, etc. deben permanecer dentro del perímetro de seguridad establecido y evitar el contacto con el resto de usuarios”.

Además, tal y como establece el protocolo, “los establecimientos de hostelería que se encuentren ubicados en la piscina, deberán seguir los correspondientes a este sector. Y, las instalaciones deportivas y parques de juegos no podrán usarse hasta que así se establezca en la oportuna fase de desescalada”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios