Unicaja

Adam Waczynski, sólo con una importante rebaja

  • El Unicaja cuenta con el alero polaco para la próxima temporada, pero sólo seguirá si accede a un considerable descenso en sus emolumentos

Adam Waczynski celebra una canasta. Adam Waczynski celebra una canasta.

Adam Waczynski celebra una canasta. / ACB Photo

A falta de un cuatro que se considera esencial para elevar el nivel de la plantilla del Unicaja, el otro foco principal de incertidumbre en la plantilla del Unicaja 2020/21 que dirigirá Luis Casimiro es el de Adam Waczynski. El jugador polaco ha cumplido su cuarta temporada con el club, con el que ha disputado ya 220 partidos. Está en el Top 15 histórico en ese apartado y es el cuarto que más triples ha anotado, sólo superado por Berni, Babkov y Cabezas (42.9%, noveno porcentaje).

Sucede que las condiciones del contrato que expira, entiende el Unicaja, están desfasadas por la coyuntura y su rol en el equipo. Esta temporada estaba en la parte alta del escalafón de sueldos del plantel. Se le tiene en alta estima entre la afición y en Los Guindos, pero, para continuar, deberá aceptar una rebaja importante en lo que percibe. Luis Casimiro cuenta con él, entiende que es un jugador especialista, que aporta algo distinto y hace vestuario. Y, con las incógnitas de cómo volverán Jaime Fernández y Dragan Milosavljevic, con los que hay que tener paciencia, tenerle es una tranquilidad para empezar la temporada en el perímetro.

Hay quien ve una oportunidad de remodelar a la plantilla si saliera Waczynski, pero la apuesta económica más importante será en el puesto de cuatro, esencial para dar un salto de calidad. Y no quedaría un botín muy grande. La oferta a la baja que se le realizará al polaco va también por ahí. La incertidumbre económica propicia que se sea conservador. El mercado, en general, después de que elijan los de Euroliga tenderá a la baja. Los agentes del jugador ya saben por dónde van los tiros. Y el jugador deberá elegir entre quedarse en esas condiciones o tantear qué hay en el mercado.

Con las citada imprevisibilidad sobre cómo volverán Jaime y Milosavljevic, el perímetro quedaría con Mekel, Díaz, Brizuela, Alonso y Bouteille de arranque, con Waczynski como pretensión para redondear, habría ocho exteriores que se complementarían con cinco interiores (Thompson, Suárez, Gerun y Guerrero con contrato) a los que se puede añadir Yannick Nzosa, gran apuesta del club, para tener presencia en entrenamientos y echar un cable en caso de problemas. La sensación que ha causado en los periodos que ha trabajado con los profesionales ha sido muy buena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios