Tenis

Alejandro Davidovich renuncia a viajar al Open de Australia

  • Tenía la posibilidad de llegar justo tras pasar el Covid-19, pero implicaba estar 14 días en cuarentena en el hotel y no entrenar hasta tres días antes del torneo

Alejandro Davidovich, en Colonia. Alejandro Davidovich, en Colonia.

Alejandro Davidovich, en Colonia. / Efe

Se confirmó la mala noticia. Alejandro Davidovich no podrá estar en el Open de Australia en las próximas semanas. Tras pasar el Covid-19 junto a su entrenador, la cuarentena a la que están obligados los tenistas una vez pisan el territorio australiano le dejaba prácticamente sin margen para entrenar allí antes del inicio del torneo. Y eso ponía en riesgo su musculatura, algo que el de La Cala del Moral y su equipo han valorado para acabar renunciando a un viaje transoceánico y con muchas incógnitas. Los tenistas que se han desplazado hasta allí ya refieren problemas.

En una nota a través de las redes, Davidovich daba a conocer su decisión. "Como habréis podido leer en estos días, mi entrenador y yo dimos positivo en Covid-19 hace ya 14 días y no pudimos coger nuestro vuelo del jueves a Melbourne. Nos encontramos perfectamente, Jorge [Aguirre] tuvo síntomas leves y yo prácticamente asintomático. Hemos pensado que incluso con la posibilidad de viajar en los próximos tres días a Australia, volver a hacer una cuarentena de otras dos semanas, pero entrenar tres días y jugar al máximo nivel al mejor de cinco sets puede ser peligroso y perjudicial para el resto de la temporada, porque la probabilidad de lesión es muy alta", decía Davidovich.

"Intentaremos conseguir alguna wild card para jugar dos challengers e ir cogiendo el ritmo y la forma para afrontar la gira indoor de Europa de la mejor manera posible", explicaba el malagueño. Sus planes tras jugar en Australia pasaban por varios torneos en pista cubierta, superficie en la que dio un gran nivel en el tramo final de la temporada pasada. La gira por Sudamérica de 2020 no fue demasiado bien. Montpellier (torneo ATP 250, del 22 al 28 de febrero), Rotterdam (otro ATP 500, del 1 al 7 de marzo) y Marsella (ATP 250, del 8 al 14 de marzo) era la hoja de ruta fijada tras volver de Australia. Son torneos donde por ranking entraría directamente en los cuadros finales. Al no ir a Australia, buscará ritmo en challenger.

"Por un lado me siento muy triste por perderme el primer grand slam del año pero, por otro lado, muy contento porque hemos pasado todos el virus sin complicaciones y estoy preparado para volver a los entrenamientos y poder competir otra vez. Muchas gracias a todos y nos vemos pronto en las pistas", sentenciaba el malagueño, que bordea el Top 50 de la ATP y que piensa asomarse a final de año en el Top 20 de la ATP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios