Unicaja Baloncesto | Fichajes y renovaciones Decisiones de futuro

  • Más de media plantilla tiene contrato en vigor u opciones

  • Los cupos están cubiertos y es una ventaja

  • Tres meses y medio sin partidos oficiales

La plantilla del Unicaja celebra un triunfo. La plantilla del Unicaja celebra un triunfo.

La plantilla del Unicaja celebra un triunfo. / Marilú Báez

La temporada del Unicaja se cerró un 4 de junio. Vienen tres meses y medio (la siguiente ACB se prevé que comience a entre el 22 y el 29 de septiembre) por delante para confeccionar una plantilla que mejore los resultados de ésta, que ilusionó con un juego atractivo en el arranque, bajó su rendimiento con las lesiones y acabó con un pico más alto, pero insuficiente para acabar entre los cuatro mejores en ninguna competición.

Se pueden hacer análisis colectivos e individuales de la temporada. En un año de cambio tras marcharse Joan Plaza, el entrenador con más partidos en la historia del club, Luis Casimiro cogió los mandos. De primeras, un juego ilusionante y atractivo que hizo ganar 15 de los 18 primeros partidos. En los 39 siguientes, 19-20 de balance. Ha sido una de las temporadas más anotadoras de la historia del club en Liga Endesa. Se consiguieron un total de 2.843 puntos en esta competición, con una media de 83.97 por encuentro, datos sin precedentes desde la temporada 2000/01, a las órdenes de Boza Maljkovic. Ello propició que el botín estadístico fuera mayor y que hubiera cuatro jugadores en dobles figuras de anotación y valoración.

Desde el punto de vista del baloncesto, se fueron paliando progresivamente los problemas defensivos y se fue perdiendo la capacidad para generar ventajas y anotar con más sencillez. La media de puntos, tanto anotados como recibidos, bajó. Hay una base sobre la que construir, una idea de baloncesto sobre la pista. Hay que reforzarla y dotarla de jugadores acordes a lo que Casimiro demanda.

Queda ahora planificar la temporada próxima. Jugadores con contrato, renovaciones, unos que se irán, otros que se quedarán. Tiempo de tomar decisiones. La plantilla celebra hoy la comida de despedida de la campaña y comenzarán las reuniones personalizadas con los jugadores para analizar la temporada y comunicar ya algunas situaciones definitivas y expectativas de mercado.

Se volverá a jugar la Eurocup, un atractivo menos para atraer jugadores, aunque el cartel de Málaga, por ciudad y seriedad de la entidad, sigue siendo bueno en el mercado. Se busca un salto de nivel atlético/físico y, si se puede, reforzar ese núcleo nacional de cinco jugadores (Díaz, Díez, Suárez, Fernández y Guerrero), que da una garantía de cupos de calidad. El análisis más personalizado de la plantilla.

Viny Okouo

Año perdido para el pívot congoleño, sin protagonismo. No renovó el verano pasado y su agente pidió su cesión varias veces pero no se le permitió. En 2017 jugaba minutos serios en una fina de la Eurocup y ahora se marchará libre después de una temporada sin apenas minutos.

Luis Casimiro agradece el trabajo a Jaime Fernández. Luis Casimiro agradece el trabajo a Jaime Fernández.

Luis Casimiro agradece el trabajo a Jaime Fernández. / marilú báez

Jaime Fernández

Se pagó traspaso, años después, por un jugador nacional. Y la respuesta resultó un gran acierto. Jugador con chispa y descarado, conectó enseguida con la afición y con el núcleo del vestuario. Máximo anotador del equipo y fijo en la selección delas ventajas, su caché subió más en Málaga. Tiene contrato en vigor, pero el Unicaja pretende blindarle con una subida de sueldo para aumentar su cláusula. Tras su lesión en la Copa no tuvo la continuidad en la excelencia de la primera mitad de temporada.

Alberto Díaz

Se intuía, se palpó cuando estuvo sano, otro salto más en el crecimiento integral como jugador del canterano. No jugó ni la mitad de los partidos de la temporada, víctima de dos lesiones tras casi 200 partidos seguidos sin problemas físicos serios. Una las patas en las que se asienta el edificio, tiene contrato de larga duración y debe ser una de las banderas para largo. Tampoco tuvo un play off bueno, le faltaba esa chispa que la hace ser determinante.

Sasu Salin

Jugador de la confianza de Casimiro y bien valorado en el club por su compromiso y disposición. Acabó la temporada lesionado. Es un jugador con un rol (defensivo y tirador) que no es sencillo encontrar en el mercado por su precio. Se habló con su agente para ver disponibilidad y hay decidir si se cuenta con él. Tiene opciones serias de seguir, pero hay que determinar la estructura de plantilla.

Dani Díez

Tras su cuarta temporada en Málaga, no va para detrás pero tampoco para delante. Se le intuía más potencial de lo que ofrece. Interesante el tramo de temporada que jugó como cuatro cuando se lesionó Carlos Suárez. No desentonó y, por la tendencia que lleva el baloncesto, puede ser su futuro lugar. Tiene contrato hasta 2020 con el club.

Dragan Milosavljevic

Jugador importante para Casimiro, con muchos minutos y bastante versatilidad. Siempre competitivo y dispuesto al esfuerzo, tuvo algún pico brillante en ataque también. Acaba contrato y, aunque hubo alguna toma de contacto con su agente, no se avanzó demasiado. Él quiere quedarse en Málaga, pero le llegó proposición del Partizan, probable invitado en la Euroliga y el club de su corazón, e interés de alguno más. Su sueldo es alto.

Dani Díez y Dragan Milosavljevic bromean en el Media Day. Dani Díez y Dragan Milosavljevic bromean en el Media Day.

Dani Díez y Dragan Milosavljevic bromean en el Media Day. / javier albiñana

Giorgi Shermadini

Un especialista que no abunda en el baloncesto moderno, con características especiales pero también con peajes importantes en defensa, donde no es contundente y su movilidad le condiciona. Acaba contrato (de los mejores de la plantilla) y parece complicada su continuidad. Asentado aquí, compró una casa en Alhaurín de la Torre y quisiera quedarse.

Adam Waczynski

La tercera temporada del polaco en Málaga ha sido la peor de todas. No ha terminado de sentirse cómodo con el entrenador, que no le ha negado oportunidades. Bajó su porcentaje de tiro, pasó desapercibido muchas veces y restó en defensa. Mejor en el play off. Tiene un año más de contrato en vigor y su voluntad, muy asentado en la ciudad con su familia, es cumplirlo. El club tiene bastantes dudas.

Brian Roberts

Se sostiene en el Unicaja que sin las bajas de Alberto y Jaime se hubiera visto una mejor versión. Ha sido el hombre que ha jugado más minutos de la temporada. Buen y positivo líder en el vestuario, sobrio, seguramente hace falta alguien más desequilibrante en su posición. Su sueldo también es de escala alta y acaba contrato.

Lessort, durante el pasado Media Day. Lessort, durante el pasado Media Day.

Lessort, durante el pasado Media Day. / Javier Albiñana

Mathias Lessort

Seguramente se esperaba un jugador más dominante físicamente y menor refinado técnicamente. Con sus momentos de brillantez, normalmente competitivo, le falta tiempo de cocción. Tiene un año más optativo, pero puede salir después de que el Unicaja no se haya metido en la Euroliga. Su temporada ha sido correcta, pero las prospecciones hechas en el mercado invitan a pensar en que saldrá.

Kyle Wiltjer

El canadiense tiene un indudable talento anotador, de calibre NBA en su rol de especialista porque tiene recursos múltiples, pero ha sido un lastre defensivo, por falta de concentración y dureza, en un gran tramo de la temporada. En el play off se vio su mejor versión en ese aspecto. También muy feliz en la Costa, su plaza de extracomunitario merma sus opciones.

Carlos Suárez

Tuvo varias lesiones. Cuando estuvo sano aportó lo mismo que en temporadas anteriores, un jugador vertebral en la plantilla, no se le ven síntomas de declive. Un buque insignia del club, tiene dos años más de contrato con opciones de corte. Se puede renegociar el vínculo, pero seguirá con seguridad la temporada que viene en Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios