NBA

Domas Sabonis, 23 años y en la cresta

  • El canterano del Unicaja hace balance de su temporada en la NBA, donde se ha convertido en un jugador importante, el día de su cumpleaños

Domas Sabonis encara a Juancho Hernangómez. Domas Sabonis encara a Juancho Hernangómez.

Domas Sabonis encara a Juancho Hernangómez. / NBA

Comentarios 0

Domas Sabonis cumplió este sábado 4 de mayo 23 años. La mayoría de edad la hizo en Málaga, hace un lustro que hizo el petate tras formarse desde niño en Los Guindos, primero en la EBG y desde infantiles en el Unicaja, más de 12 años curtiéndose en las pistas de Málaga. Tras su temporada con el primer equipo a las órdenes de Joan Plaza, dos años en la NCAA en Gonzaga, uno en Oklahoma y dos en Indiana.

Vuela el tiempo y Domas se ha convertido en estos cinco años fuera de Málaga en un jugador importante en la NBA. Está en las quinielas para ser el mejor sexto hombre y el jugador más mejorado de la temporada 2018/19. Ha firmado 14.1 puntos con un 59% de tiro de campo (récord de la franquicia en una temporada) y 9.3 rebotes. 30 dobles dobles, 27 saliendo desde el banquillo, tope de no titulares en toda la Liga. Acaba contrato en 2020 Domas Sabonis, un verano en el que habrá muchas franquicias con dinero.

Domas Sabonis es el octavo jugador que más minutos juega por partido en Indiana. Es el tercer anotador, mejor reboteador y tiene una eficiencia excelente (21.9), la mejor del equipo. Hay cierto debate en Indiana sobre si no se le explota de la manera más intensiva posible. "Necesitamos pensar en cómo darle un rol mayor. Es una fuerza mayor ofensivamente. Puede ser un jugador con un impacto enorme; no sólo como sexto hombre sino también como titular", razonaba días atrás Kevin Pritchard, general manager de Indiana. Pritchard jugó en España, en Cáceres.

"Tenemos un cierto sentimiento de rabia por acabar tan pronto la temporada. Pero si miramos atrás siento que tuvimos una gran temporada. Ha habido lesiones, pero cada jugador ha dado un paso adelante. Todo el mundo ha estado involucrado, ha jugado duro, ha creído y hemos estado juntos", reflexionaba Domas Sabonis en un balance de la temporada en la web de Indiana. La franquicia perdió en primera ronda 4-0 ante Boston.

La baja de su jugador franquicia, Victor Oladipo, mermó bastante Indiana. No obstante, pese a no contar en los últimos meses de temporada con él, se acabó quinto en el Este. "Pasamos un duro momento con la lesión de Victor, es difícil sustituirle. Trabajamos más, cada uno tuvo un nuevo rol y seguimos luchando para recuperarnos" decía Domas.

"Cada partido es una experiencia. Aprendes mucho personalmente y como equipo. Trabajé muy duro todo el verano pasado, intenté ser más agresivo para liderar la segunda unidad y ayudar a ganar. Es lo que intenté cada noche", explicaba Sabonis sobre el proceso que había seguido para mejorar sus prestaciones.

Hay otro punto culminante en el futuro de Indiana, que es la compatibilidad entre Domas y Myles Turner, mejor taponador de la NBA. Dos interiores de gran proyección, ya con rendimiento estable y, además, buenos amigos. "Me encanta jugar con él, creo que tenemos una gran química. Los dos queremos ganar. Si jugamos de la manera correcta podemos ayudarnos mucho. Los dos podemos continuar o hacer el pop en ataque, nos podemos ayudar y alimentarnos uno a otro. Nuestras habilidades creo que casan bien. Él puede defender a jugadores más pequeños, es el mejor taponador de la Liga... Tengo que trabajar en verano para ser capaz de jugar más tiempo con él", apuntaba Domas. Tanto Pritchard como Nate McMillan, el entrenador, ahondaban en esa compatibilidad en pista para que el equipo siga creciendo. Que Domas haga su tiro exterior más consistente (en Oklahoma fue usado en un rol más exterior) y que Turner (23 años) mejore su juego de espaldas puede llevar a esa concreción.

"No pienso realmente en ello, a mí me importa ganar, ayudar al equipo a conseguirlo. El resto...", responde Domas cuando se le pregunta por esos premios de mejor sexto hombre o jugador más mejorado. En Indiana se recuerda que el alemán Detlef Schrempf fue elegido mejor sexto hombre dos veces (años 91 y 92) siendo el segundo jugador más productivo tras Reggie Miller. Sabonis se encuentra en una situación parecida, aunque apunta a cuál debe ser su siguiente reto: "La defensa es lo principal en lo que debo trabajar, tengo que ser capaz de defender a aleros, ello puede aumentar mi tiempo de juego. Lo he hablado con el entrenador".

"Estamos en una bonita situación. Confiamos unos en otros. Tenemos las piezas, cada año los equipos cambian, pero seguro que los managers hacen un gran trabajo para hacer el mejor equipo posible", desea Sabonis, que en breve aterrizará por Málaga para pasar un tiempo. Su idea es acudir con Lituania a la Copa del Mundo de China.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios