Unicaja Baloncesto Un Kyle Wiltjer diferente

  • Menos anotación (8.5 puntos) y tino (5/16 en tiros de campo), pero más implicación defensiva e intensidad

Kyle Wiltjer celebra un triple ante el Valencia Basket.

Kyle Wiltjer celebra un triple ante el Valencia Basket. / Marilú Báez

El play off sirve, entre otras muchas cosas, para poner la nota final de la temporada a los jugadores. Se les mide bajo presión y máxima exigencia, ante rivales del mismo nivel o superiores. Aunque se han hecho movimientos en el mercado, desde el Unicaja se asegura que no hay ninguna operación cerrada y que se esperaba a ver estas eliminatorias para tomar decisiones con algunos jugadores.

Uno de los jugadores que está sorprendiendo en este play off es Kyle Wiltjer. Paradójicamente, no por sus cualidades conocidas y diferenciales, ese talento anotador con poco parangón que tiene. Promedia 8.5 puntos, menos que en la temporada regular, y porcentajes de tiro pobres para su calidad (1/4 en tiros de dos y 4/12 en triples en el acumulado). Tuvo ese pico brillante en el tercer cuarto del domingo, cuando empujó en la remontada de su equipo, pero sin continuidad.

En cambio, está mostrando una intensidad defensiva y una concentración atrás que no se le había visto esta temporada. No ha sido sobrepasado por Will Thomas, este domingo robó tres balones por buena lectura y anticipación a la jugada y ha tenido más detalles de una intensidad infrecuente, como robarle un rebote de ataque a Dubljevic tras un tiro libre fallado.

Un detalle significativo es que Wiltjer tiene el mejor +/- (diferencial entre su presencia y ausencia en pista) de la plantilla en estos dos partidos ante el Valencia, con +13, por delante de Milosavljevic y Shermadini (+8). Y también que ha jugado 14 minutos (47 contra 33) más que Carlos Suárez, piedra angular y con más protagonismo normalmente en finales apretados. El capitán tiene el peor (-13) de una eliminatoria de máximo equilibrio. Los dos equipos han anotado 154 puntos tras 80 minutos.

Con su plaza de extracomunitario y con esa laxitud habitual atrás, la decisión para la próxima temporada con el futuro de Wiltjer parecía ya tomada desde el club. El canadiense, feliz en Málaga, ha mejorado en el otro baloncesto, el menos vistoso pero tan valorado por los entrenadores como el de los números evidentes, el de la anotación.

Elegir cuándo apretar el acelerador no es lo más indicado a la hora de valorar una regularidad en el rendimiento, pero también es cierto que adaptarse al nivel físico y de exigencia que impone Valencia es un punto a favor del canadiense, que también intenta llamar la atención para conseguir un puesto en el próximo Mundial de China. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios