Unicaja

Lundberg, la apuesta que no se hizo, llegó al CSKA

  • El Unicaja tenía pactado su fichaje en el verano de 2019, pero no lo ejecutó

  • Tras no brillar en Tenerife, se ha destapado en el Zielona Gora a las órdenes de Tabak y fichó por el vigente campéon de Europa

Gabriel Iffe Lundberg, con el Zielona Gora. Gabriel Iffe Lundberg, con el Zielona Gora.

Gabriel Iffe Lundberg, con el Zielona Gora. / Zielona Gora

Gabriel Iffe Lundberg (Copenhague, 1994) es uno de los hombres de moda estos días en el baloncesto europeo. El escolta danés ha fichado por el CSKA de Moscú, aún vigente campeón de la Euroliga, después de media temporada espectacular en el Zielona Gora polaco a las órdenes de un ex jugador del Unicaja, Zan Tabak. Previamente, había rechazado una oferta del Panathinaikos, pero el interés del equipo ruso ha sido elevado y, previo pago de 250.000 euros, se lo ha llevado. También se ha reforzado con el ex baskonista Michael Eric para paliar las lesiones que azotan al equipo de Itoudis antes de la fase definitiva de la Euroliga.

Lundberg estuvo cerca de ser jugador del Unicaja en el verano de 2019. Había destacado en una notable temporada en ACB con el Basquet Manresa, al que llegó en LEB Oro en la temporada 2017 desde su país, con 23 años. Su evolución en esas dos campañas fue notable y se puso en el radar de equipos de parte media-alta de la ACB porque se le adivinaba un potencial de calidad superior. El Unicaja tenía avanzado un acuerdo con su agencia de representación, pero finalmente no se cerró el fichaje, se exploraron otras opciones. Fue el momento en el que se apostó por Avramovic, se acabó rechazando la continuidad de Salin y se dudó sobre si dar cabida a Francis Alonso o cederlo. Finalmente, el perímetro quedó con Alberto Díaz, Josh Adams, Jaime Fernández, Axel Toupane (tras la lesión de Milosavljevic), Avramovic y Waczynski. Posteriormente llegó en diciembre Darío Brizuela. Más tarde, Mekel y Bouteille. Se lesionaron de gravedad Toupane y los tendones de Fernández dijeron basta.

Lo cierto es que Lundberg no hizo una buena temporada con el Iberostar Tenerife, el club por el que finalmente fichó, por dos temporadas con opción a otra. Hizo a las órdenes de Vidorreta 6,9 puntos y 6,2 de valoración en 27 partidos de la 2019/20 y ambas partes decidieron romper el contrato que les unía en verano. En media temporada, Lundberg se ha revalorizado a niveles espectaculares. Ha sido MVP de la final de la Copa de Polonia, último torneo que ha jugado, además de hacer grandes actuaciones en la VTB League (20.5 puntos, 5.4 asistencias y 3.8 rebotes), la competición supranacional que une a equipos de la antigua órbita soviética, con algún partido estelar ante el propio CSKA, y liderar la Liga polaca, además de haber ganado también la Supercopa. Allí, al Zielona Gora, miró el Unicaja el año pasado para ver la situación de Ludde Hakanson, ahora en el Bilbao, en el momento de plaga lesiones, pero no se consumó tampoco. 

Vale todo esto para recalcar que las progresiones de los jugadores no son lineales siempre, que hay altibajos y que jóvenes que con 23 años aterrizan en la LEB pueden llegar a la Euroliga sólo tres años después.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios