Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Baloncesto Marc Gasol, Carlos Cabezas padre y un curioso 3x3 en Lisboa

  • El campeón de la NBA desveló una curiosa anécdota antes de la final del Mundial junior de 1999

Carlos Cabezas hijo y padre. Carlos Cabezas hijo y padre.

Carlos Cabezas hijo y padre. / ACB Photo

Hace poco más de una semana se cumplían 20 años de un día histórico para el baloncesto español, la victoria en el Mundial junior de Lisboa que cambiaría el curso de los acontecimientos en la canasta y abriría una época de esplendor que aún dura. Ahí había gran protagonismo malagueño, de la mano de Carlos Cabezas, Berni Rodríguez y Germán Gabriel, que se forjaban en la cantera del Unicaja. Heredero de aquella generación, vivió su eclosión in situ, Marc Gasol recordaba en la gala organizada por la FEB hace una semana un pasaje curioso antes de aquella final con connotaciones malagueñas.

"Yo tenía entonces 14 añitos. Estaba ahí jugando un 3x3 con el padre de Carlos Cabezas a las afueras del pabellón y después disfrutando de la final", contaba el flamante campeón de la NBA, que esta semana vendrá a Málaga con la selección para jugar el 9 y el 10 de agosto en el Carpena: "El baloncesto es un deporte que tiene ese punto de locura. Yo crecí viendo este deporte y viendo a esta selección del 80 en Lisboa, en el Mundial junior. Agradezco lo que hicisteis, hacer posible lo que parecía imposible para muchos niños. Y estar aquí como ejemplo para las siguientes generaciones, es un orgullo y una responsabilidad".

¿Cómo se gestó ese 3x3 en el preámbulo de la final? En las afueras del Pabellón del Futuro, escenario de la final, había unas pistas de baloncesto. Y Carlos Cabezas padre relata a Málaga Hoy cómo fue aquel curioso partidillo. "Llegó Marc, que era un niño pero ya medía más de dos metros, botando un balón diciendo que le habían retado unos portugueses para jugar, que quién le ayudaba. Nadie decía nada y le dije que yo iba. Estábamos allí vestidos de calle... Nos hacía falta alguien más y fue la hermana de Raúl López, que también jugaba al baloncesto allí en Vic, y se apuntó", relata con precisión Carlos Cabezas padre.

"Les pegamos fuerte", ríe cuando se le pregunta por el resultado Carlos Cabezas, excelso tirador nacido en Uruguay y que vino con 20 años a España, siguiendo la estela de su hermano Hugo, futbolista que fue fichado por el Betis. Jugó en Lugo, Granada, Córdoba y Málaga, donde nació Carlos junior, y en los 80 fue repetidamente el máximo anotador de la Primera B, la entonces LEB. 

"Estaban viendo el partidillo los padres de Navarro y Felipe Reyes, que en paz descansen, y Agustí, el de Pau y Marc. Nos aplaudían, yo le pasaba el balón a Marc y ya le vi cosas. Al acabar les dije que Marc iba a ser tan bueno como Pau. Y no me equivocaba mucho...", recuerda Carlos Cabezas padre, que fue el primer entrenador de su hijo, con el que ahora se dispone a vivir una aventura muy emotiva, con el regreso a sus raíces, tras el fichaje del campeón del mundo por dos temporadas con el Nacional de Montevideo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios