Unicaja Baloncesto

Una aproximación a Deon Thompson

  • Diego Epifanio, que lo entrenó durante un año y medio en Burgos, hace una radiografía del estadounidense

  • "Tiene dos cosas buenas, es buen compañero y es buen jugador", explica

Deon Thompson, en su etapa en el San Pablo Burgos. Deon Thompson, en su etapa en el San Pablo Burgos.

Deon Thompson, en su etapa en el San Pablo Burgos. / acb photo

Comentarios 0

Deon Thompson es el refuerzo de más renombre del Unicaja en este verano. Un jugador deseado en el pasado y que llega ahora para paliar carencias en la pintura. El estadounidense, que tendrá pasaporte cotonou cuando juegue el Mundial con Costa de Marfil, aportará dureza bajo los tableros y ayudará a dar un salto cualitativo y cuantitativo en el rebote. Uno de los que mejor conoce al californiano es Diego Epifanio, que lo entrenó durante su año y medio en Burgos. El ahora técnico del Breogán hace una radiografía del fichaje cajista.

"Creo que Deon sobre todo tiene dos cosas positivas, es buen compañero en el vestuario y es buen jugador. A veces no es posible esa mezcla y en este sentido Deon ofrece esa opción", apunta el burgalés, que incide en el valor humano del jugador: "Es un perfil de jugador que a parte de su trabajo, que para nosotros fue una referencia, luego también tiene cosas dentro del vestuario que le hacen un jugador especial".

Thompson es un interior conocido para el gran público después de su extenso currículum en Europa, pero Epifanio saca el bisturí a su juego. "Es un cuatro y medio que puede jugar al cuatro y al cinco, con nosotros lo hizo más al cuatro. En Zalgiris ha jugado más al cinco. Deon tiene buena mano para tirar de fuera, aunque sus porcentajes este año de tres no han sido buenos, tiene buenos movimientos al poste bajo, sobre todo entiende el juego y hace mejores a sus compañeros", explica el entrenador, que destaca su poderío para la pelea debajo del tablero: "Y luego tiene una cosa muy buena que es el rebote, donde ayuda mucho. Atrás él puede defender poste baja, puede defender de cara, se comunica con sus compañeros, es sólido en el rebote defensivo... Él, en realidad, tiene dos cosas buenas. Tiene buena lectura de juego, eso le da opciones casi siempre de estar bien colocado para ir al rebote, y luego tiene ganas de ir al rebote. Él tiene como una obligación de proteger el rebote defensivo y de ir al rebote ofensivo".

El americano fue la primera estrella del San Pablo Burgos en la élite. Su trascendencia en el equipo de la ciudad castellana era máxima. "Él sabe muy bien cuando el equipo lo va necesitar o cuando otro jugador está siendo importante en ese momento. Él sabe esperar su momento y mantener los tiempos en el campo. Cuando él estaba en la universidad tenía mayor potencia física, pero es verdad que su conocimiento del juego y su trabajo le permite dar otras muchas cosas, que no sólo su físico", señala Diego Epifanio, que no tiene dudas de su adaptación a una nueva realidad: "Él durante la temporada es un jugador que se cuida mucho, es un jugador que le gusta trabajar. Jugar dos partidos a los jugadores siempre les gusta, va a tener dos picos de exigencia y creo que lo va a hacer bien. Más que nada porque antes de llegar a Burgos ya estaba acostumbrado a eso".

Las redes sociales en muchos casos ayudan a conocer mejor a la persona. En el caso de Deon Thompson se puede comprobar su pasión por los viajes y la fotografía, algo que destaca el técnico. "Es una persona que intenta adaptarse, llegó y aprendió algo de castellano. Le preocupa la cultura del lugar donde está, tiene mucho interés cultural. Le gusta mucho viajar, aquí en Burgos se recorrió toda la provincia yendo a los pueblos. Eso le hace muy humano y la gente se lo reconoce y le valora", asegura, mientras da detalles de su comportamiento interno: "Él es un jugador que a nivel humano se hace querer, en el grupo es un ejemplo no sólo porque era una referencia y nuestra estrella, sino por su trabajo. Se queda después de los entrenamientos, hace individuales... En ese sentido ya es un ejemplo. Luego, aparte, es buen chico. Él es un tío que se siente muy arropado porque él lo da todo y los compañeros lo aprecian y le quieren. Su rendimiento es mayor porque la química con sus compañeros suele ser muy buena".

España era el octavo país en el que jugaba en su carrera. Después lo hizo en Lituania. La ACB siempre fue una competición que le atrajo, de ahí su salto a Burgos. "En su presentación él dijo que, aunque él no lo consideraba, era un pequeño paso atrás para dar dos adelantes. Quería volverse a demostrar que era un buen jugador. Esa energía con la que vino a Burgos todos la agradecimos porque él demostró a la liga que podía jugar aquí y se demostró a sí mismo que seguía siendo un grandísimo jugador. Cuando fichas a una estrella siendo un recién ascendido es muy importante acertar y con él lo hicimos plenamente", comenta, a lo que añade: "Era una liga en la que no había estado y él quería venir a la mejor liga de Europa para demostrarse que podía ser un jugador importante y en la primera temporada fue el mejor reboteador".

Thompson aterriza con 30 años en Málaga con una dilatada trayectoria detrás. Diego Epifanio cree que el Unicaja le llega en el momento justo. "Él tiene mucha ilusión. Pasados los 28 un jugador comienza a coger madurez y en ese tramo entre los 28 y los 33 saca mucho rendimiento. Él ya tiene una experiencia, un conocimiento y hay que reconocer que Deon está en un gran momento de su carrera", argumenta, el entrenador, que termina: "Es listo, sabe jugar, mide bien los espacios, se implica y no olvidemos que viene de jugar en un sitio como el Zalgiris, uno de los clubs élite a nivel de Euroliga. Si un equipo como ellos le fichan es por algo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios