Breogán - Unicaja Baloncesto

A Lugo 13 años después

  • Desde el 2006, el año del título de la ACB, el equipo malagueño no visita al Breogán

  • Ganó aquel partido con actuación destacada de Herrmann y Brown

  • Los locales, muy necesitados

Carlos Cabezas, en una acción en aquel partido en Lugo. Carlos Cabezas, en una acción en aquel partido en Lugo.

Carlos Cabezas, en una acción en aquel partido en Lugo. / M. H.

El 2006 es un año clave en la historia del Unicaja. Ahí consiguió el club de Los Guindos el único título de la ACB que hay en sus vitrinas, en mitad del trienio dorado. Meses antes se había alzado la Copa del Rey en Zaragoza y algunos después disputó la Final Four de la Euroliga. Son cotas que más de una década después siguen inalcanzables. Desde entonces la Eurocup de 2017 es el único trofeo que se celebró. De ese 2006 data la última visita a Lugo, ciudad que visitará el equipo de Luis Casimiro el Domingo de Resurreción (19:30 horas, Movistar Deportes 1).

Ese 9 de abril el conjunto cajista asaltó el mismo Pazo Provincial dos Deportes que hará de anfitrión en unos días. Un triunfo por 99-104 que permitió poder luchar en las jornadas siguientes por el liderato de la fase regular que ataría la plantilla entonces entrenada por Sergio Scariolo con un sobresaliente 26-8. Los verdes dominaron el choque, pero el arrojo del Leche Río Breogán, su denominación en aquella época, terminó comprimiendo el luminoso.

De celeste vestían jugadores históricos como Alfonso Reyes, Alfonso Alzamora o Pete Mickeal, que luego tendría una carrera fabulosa en el Barça. Gran actuación en la pista lucense de Marcus Brown y Walter Herrmann, dos de las puntas de lanza de aquel plantel para el recuerdo. 32 puntos para el argentino, con 15 tiros libres, y 27 para el estadounidense.

Un curso donde el Breogán cerró la clasificación y terminó con sus huesos en la LEB. Desde entonces una dura travesía que terminó el pasado verano, conde culminó un ascenso muy celebrado en una ciudad que respira baloncesto por los cuatro costados. La ACB recuperó una plaza histórica, que ahora sufre por mantener la categoría en la élite. Este domingo lo visita el Unicaja, con el que jugó 28 partidos, la mayoría en el siglo XX. El balance es favorable a los malagueños por un contundente 20-8. En el choque de la primera vuelta el triunfo se quedó en el Carpena por 78-72 en el mejor partido de la carrera de Jaime Fernández.

Para los gallegos impera una victoria. Ocupan el penúltimo lugar de la tabla con 8 triunfos y 19 tropiezos. Por detrás, sólo el Delteco GBC (7-20). Por delante, el UCAM Murcia (8-19). Se abrió una brecha con el Fuenlabrada, el Estudiantes y el Gran Canaria, que comparten un 10-17. Hubo movimientos en el Breogán para tratar de reconducir la dinámica a la baja. El héroe del ascenso, Natxo Lezkano, salió para dar entrada a Tito Díaz, muy reconocido en el baloncesto de Galicia. También llegaron jugadores como Ray McCallum, de pasado reciente en Málaga donde no cuajó, y Daniel Ochefu. Hubo un amago de salto tras ganar en Badalona, pero hace una semana sufrieron una dura derrota ante el Estudiantes en Madrid.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios