Unicaja

Una cuestión de filosofía

  • Constatar si Fotis Katsikaris consigue fortificar al equipo defensivamente o prima el talento ofensivo, una de las interrogantes de la temporada

Fotis Katsikaris da órdenes en un entrenamiento.

Fotis Katsikaris da órdenes en un entrenamiento. / Unicaja B. Fotopress / M. Pozo

En la semana que comenzarán los partidos de pretemporada para el Unicaja, hay ganas de ver qué baloncesto desarrollará el equipo de Fotis Katsikaris esta temporada. Después de que el foco haya estado mucho tiempo en otra parte y no en la pista, es el parqué el que mandará en breve. Hoy se da a conocer cómo será la venta de localidades, no es una campaña de abonados en sí. También se presentarán las camisetas. Ya habrá oportunidad de ver en el Carpena el 3 y 5 de septiembre los partidos ante Real Madrid y Murcia. Aún no se ha escuchado la voz del técnico griego desde que volvió de su país y empezó a trabajar con el equipo. Han hablado el presidente y el director deportivo, ambos nuevos en sus cargos, pero no el entrenador.

De momento, Katsikaris intenta ensamblar las piezas, a falta de que este miércoles llegue Norris Cole desde Estados Unidos y complete la plantilla, aunque los lesionados Carlos Suárez, Alberto Díaz y Yannick Nzosa aún no trabajan a pleno rendimiento. Trabaja con el equipo Edgar Vicedo, que está sin equipo tras desvincularse del Estudiantes. No se ha contemplado una vinculación más allá de este refuerzo temporal con el madrileño.

¿Qué baloncesto se verá con Katsikaris este año?Sí tiene esta vez una pretemporada en la que asentar su idea de juego, no llega a la mitad y en situación de crisis, aunque tres cuartos de plantilla continúe. En sus mejores etapas en la Liga Endesa sus equipos han sido aguerridos y fuertes defensivamente. Los fichajes de Cole, Barreiro y Eric han intentado paliar el déficit físico y atlético que tenía la plantilla, pero el Unicaja sigue siendo un elenco de un perfil más marcado ofensivamente y al que la competición desvelará si es competitivo con las nuevas piezas. La pretemporada es inútil en cuestión de resultados, pero sí puede dar indicios de hacia dónde va la filosofía de baloncesto del técnico griego. Si consigue fortificar al equipo atrás, algo que se antoja necesario para competir a buen nivel, y/o fomenta las capacidades ofensivas innatas de las piezas a su disposición. Ya se sabe que el baloncesto también es una manta corta.

Con Cole se ha incorporado a otro manejador de balón con buenas capacidades defensivas para tener minutos en un campeón de la NBA que en Europa no ha demostrado, centrándose más en ataque. Barreiro debe dar más cemento y empaque, pero ¿como tres o como cuatro? Eric ha llegado físicamente justo tras pasar el Covid, pero su adaptación es rápida en los demás conceptos. Interrogantes que a partir de esta semana empezarán a vislumbrase, desde la Copa de Andalucía, que este martes se presenta en San Fernando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios