Fotis Katsikaris, tras el Unicaja-Joventut Rajada de Katsikaris contra los árbitros: "No le tienen respeto al Unicaja"

  • "Tenemos los mejores árbitros y todo lo mejor en la liga y creo que las expectativas y el listón tiene que ser muy alto para todo el mundo", aseguraba

Fotis Katsikaris, en la banda del Carpena durante el partido.

Fotis Katsikaris, en la banda del Carpena durante el partido. / acb photo

No suele dejar indiferente Fotis Katsikaris a nadie cuando se pone delante de un micrófono. Pegó una importante rajada el entrenador del Unicaja, que había conseguido minutos antes una victoria importante en lo anímico y para la lucha por el play off. Su discurso, duro pero con un semblante de máxima calma, fue contra los árbitros. Según él, el equipo malagueño no es respetado por el colectivo arbitral que imparte justicia en la ACB. Palabras gruesas que no caerán en saco roto y sonarán bastante estos días. También analizó qué supone este triunfo. 

"El equipo fue muy, muy sólido. Jugamos con muy buen criterio adelante y atrás, tuvimos la paciencia y el equilibrio para encontrar en ataque la mejor opción moviendo el balón y siendo agresivos. Atrás, hasta los últimos tres minutos puedo decir, nos entró un poco de nerviosismo o ansiedad y fallamos bandejas para finiquitar el partido y ellos metieron triples. En la prórroga el equipo tuvo mucha confianza, sacamos orgullo y me hace muy feliz por el grupo. Sabemos la importancia de la victoria, después de dos derrotas jugar un partido así no es nada fácil. Contra un equipo muy bueno y con experiencia, contentos", afirmaba el griego, que profundizaba: "Todo el mundo lo puede entender. No es nada fácil jugar un partido en la lucha por el play off y después de dos partidos donde jugamos muy mal y encajando dos derrotas duras. La victoria se debe al trabajo, a la concentración y al carácter como grupo. Sufrimos durante el partido problemas con faltas en el interior y el equipo aguantó y ayudaron unos a otros. Todos los que pisaron la pista dieron un paso adelante para ayudar al equipo y ganar. Hablamos con los chicos todos los días. Luego puedes perder, pero no como el otro día. No lo podemos permitir a nosotros mismos. Es el momento de sacar el orgullo que tiene cada uno, el carácter, la fuerza porque estamos llegando al final de temporada, que es muy complicada. Hay que dar cualquier detalle que pueda ayudar al equipo para ganar"

Sobre las razones para llegar a la prórroga. "Creo que atacamos bien, pero fallamos porque fallamos. No fuimos hacia la canasta, no aprovechamos que estaban en bonus. El criterio no era malo, las decisiones no eran malas. Ahí es difícil. Parecía que lo teníamos controlado. Lo importante es la reacción en la prórroga. Le doy mucho, mucho valor. No es fácil cuando lo tienes controlado 35 minutos y luego llegar a una prórroga. Estoy muy contento con cómo ganamos el partido", explicaba, mientras daba su pronóstico sobre el estado de Darío Brizuela: "No quiero decir un tirón porque me pidió entrar en la pista los últimos segundos. Espero y deseo y estoy rezando para que no sea algo serio. Lo que nos faltaba ahora". "No están para jugar, no sé. La verdad, no sé", añadía, cuestionado por Mekel y Nzosa. 

Y se explicó largo y tendido cuando se le preguntó por la actuación arbitral. En una noche donde, curiosamente, tenía lugar el reencuentro con Pérez Pizarro dos meses y medio después"Lo único que puedo decir es que estoy muy, muy sorprendido. La falta de respeto que le tienen al Unicaja, no sé porqué. No sé, la verdad. Tengo debate y si algún responsable quiere... no lo digo ahora que ganamos. Me sorprende mucho cómo nos tratan en general. No sólo son los criterios o cómo pitan a un equipo y a otro. También con la actitud de los árbitros cómo hablan con nosotros y conmigo mismo. Me tienen muy, muy sorprendido. No entiendo nada", aseguraba, mientras ampliaba: "No entiendo el porqué y creo que tienen que hacer mejor trabajo. Tenemos los mejores árbitros y todo lo mejor en la liga y creo que las expectativas y el listón tiene que ser muy alto para todo el mundo. Y más ahora que jugamos lo que jugamos. Entonces, no sé. Un tercer árbitro que pita más que los otros dos y sólo pita, pita. No para de pitar y con otro criterio, es normal, no tiene la experiencia".

"La verdad es que estoy muy, muy sorprendido. No soy un entrenador de quejarme de los árbitros, respeto su trabajo. Todos nos equivocamos, ellos también. No es un partido o un cuarto o una acción parte. Hay más series de partidos y no le tienen respeto al Unicaja Málaga. Si alguien se quiere sentar yo puedo hablar de esto. Si alguien cree que no tengo razón aquí estoy. Podemos hablar, nos podemos sentar a ver los vídeos y ver todo. Todos los últimos partidos", terminaba: "No me gusta enfocar en la labor de los árbitros, pero ahora que me has preguntado lo único que digo es eso. Todos se pueden equivocar, pero se equivocan para los dos equipos. Pero el criterio que queremos todos que sea igual. Que sea igual. Que le rompen la cara con el codo y luego te piden perdón, bien lo puedo entender, pero cómo puede ser que se equivoquen siempre con nosotros. Si hay que jugar contra eso también vamos a intentar jugar contra eso también".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios