Horario y previa del Herbalife Gran Canaria-Unicaja Cuestión de perspectiva (20:00)

  • El Gran Canaria y el Unicaja se miden en un cruce de dinámicas opuestas, aunque con necesidad de victorias en ambos conjuntos

  • Pista de infaustos recuerdos para los malagueños

Los jugadores del Unicaja celebran la victoria en La Fonteta. Los jugadores del Unicaja celebran la victoria en La Fonteta.

Los jugadores del Unicaja celebran la victoria en La Fonteta. / acb photo

El Unicaja encara la recta final de un pequeño Tourmalet en esta primera quincena de octubre. Se ve con diferente cara el panorama a hace siete días, pero sigue habiendo urgencia. Haber encadenado dos triunfos insufla mucho oxígeno y confianza al equipo malagueño, que ha puesto cierto orden y tranquilidad a su alrededor. Un par de victorias para recuperar la sonrisa y tratar de ir poniendo ladrilos a una casa que estaba derruida al poco de levantarla.

Pero seguir sumando en la ACB es perentorio. El balance de 2-3 lo pide, pero también se mira con las luces largas. Aunque el corte para la Copa del Rey aún está lejano, ya se gastaron varios disparos al aire. La bala de hoy sirve para matar dos pájaros en el mismo tiro. Para seguir escalando uno mismo y para hacerle bajar otro peldaño a un rival directo. En definitiva, para echar alcohol a un Gran Canaria que tiene una herida profunda y en carne viva.

Hubo algún atisbo de peligro del partido, en un conjunto cajista que tuvo dos casos positivos de COVID-19 en esta semana. No hubo un contagio masivo y la plantilla y el cuerpo técnico pudieron seguir trabajando con normalidad. Es una coyuntura a la que habrá que ir haciéndose porque es una nueva variable que entra en juego en esta temporada. Habrá que adaptarse en baloncesto (pueden faltar jugadores importantes), pero también mentalmente. En algunas ocasiones las previas no lo serán tal. Es una pista el Gran Canaria Arena de infausto recuerdo. No tiene buenos recuerdos en ese parqué el Unicaja, que ganó un par de veces allí en casi una decena de visitas. Una en la ACB el año de estreno del pabellón y otro unos meses después en la Copa del Rey. En las últimas cuatro visitas se vino con una diferencia en contra cercana a la veintena. Es un día propicio para romper con los números.

Hay un cruce de dinámicas en las islas. No está el Unicaja boyante, aunque va dando pasos adelante, pero es que su rival vive horas bajas. Perdió los últimos cuatro duelos en ACB y viene de enlazar tres tropiezos continuos, si en la ecuación se mete a la Eurocup. Un proyecto pujante e interesante que ahora se tambalea. No todo es tan negativo como ahora parece, Porfi Fisac tiene una plantilla amplia y con potencial, pero hasta ahora el segoviano no ha dado con la tecla. Hay jugadores de talento como Albicy, Ferrari, Della Valle o Costello y otros portentos físicos como Okoye, Burjanadze o Wiley. Pero la mezcla aún no suma. La realidad es que no da casi para competir. El Unicaja le dio la vuelta al calcetín hace una semana cuando todo parecía en contra. Algo más amable, por jugar en casa, está la situación para los amarillos, que se agarran esta tarde a un clavo ardiendo. Una derrota les echa más tierra encima y abriría grietas que aún andan cerradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios