Horario y previa del Unicaja-Casademont Zaragoza Entre el morbo y la necesidad (20:45)

  • Luis Casimiro vuelve a Málaga al volante del Casademont Zaragoza, su primer club después de salir del Unicaja

  • Nzosa volverá a ser baja y el concurso de Gal Mekel será decisión de última hora

Luis Casimiro, en el Coliseum de Burgos.

Luis Casimiro, en el Coliseum de Burgos. / acb photo

Qué no va a tener esta temporada para el Unicaja. Hoy vuelve al Carpena el entrenador que estaba al mando del equipo malagueño desde 2018 hasta el pasado enero. Ahora llega al volante del Casademont Zaragoza, del que Luis Casimiro es el tercer técnico esta campaña. Tiene un bonito reto en la Final Eight de la Champions League de la FIBA, otra experiencia para la mochila. Y, por supuesto, dar algo de estabilidad al conjunto maño, que hizo un fantástico curso pasado. Ahora las perspectivas son otras. 

Joan Plaza, que volvió a Málaga en diciembre, se llevó un buen botín del Palacio. Y luego siguió llenando el granero en Sevilla. Gotas que siguen llenando un vaso casi colmado. Casimiro está al mando de un equipo peligroso, en el que aún queda mucho talento. Y salieron jugadores como DJ Seeley, ahora peleando por un lugar en la Final Four de la Euroliga. Pero quedan algunos como Brussino, Barreiro o Wiley, que estuvieran en algún momento en el radar cajista. El argentino está en un momento sensacional, en Burgos ya ganaron con un triple suyo. Y el gallego sigue confirmando un crecimiento más que interesante, moldeando todas esas condiciones que se le atisbaban desde hace una década. Y veteranos como San Miguel, Harris o Benzing. Y no hay que olvidarse del verso libre, Dylan Ennis. Un gran jugador. 

Sorprendió, aunque es de la escuela balcánica y no debiera tanto, las palabras de Katsikaris en la previa. Puso el foco en la plantilla, también culpable de este desastre de temporada. "Estoy esperando que algunos jugadores den un paso adelante o más porque sino no sé", decía el griego, que lanzaba un órdago al vestuario. Ellos también se juegan mucho de aquí a junio. Incluso los que tienen contrato garantizado más allá del verano. El heleno, que se las sabe todas, quería dar un mensaje y lo dio. De manera bastante clara, además. "Ahora mismo no hay nada más que pensar que dar todo lo que tiene cada uno y ayudar, exigir y empujar uno a otro. Ya está. No hay más secretos o tácticas que el querer y el orgullo que tiene que sacar el equipo", añadía. 

Al equipo malagueño, dos aplazamientos mediante, le quedan siete partidos de la fase regular. La realidad es que no ha hecho grandes méritos para defender el octavo puesto, que por ahora ostenta. Los rivales tampoco han puesto una presión real. Si no ocurre una catástrofe, la octava plaza es el único billete para las eliminatorias por el título de la ACB. Conduciría, ahora mismo, a un duelo con el Real Madrid. Potente en España, pero ya casi eliminado en Europa. Habría alguna rendija para pelear, pero queda muchísimo para eso. Para empezar hoy hay una victoria muy importante en juego en el Carpena. Y con mucho morbo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios