Unicaja

"Es más importante un cinco titular que muchos reservas"

  • Joan Plaza explica algunos aspectos tácticos en Movistar con el ejemplo de estrellas como Nedovic

Nemanja Nedovic recibe instrucciones de Joan Plaza Nemanja Nedovic recibe instrucciones de Joan Plaza

Nemanja Nedovic recibe instrucciones de Joan Plaza / efe

El que fuese técnico del Unicaja, Joan Plaza se asoma de vez en cuando a la pantalla de Movistar + para hablar de baloncesto y dar sus píldoras sobre el deporte de la canasta desde la perspectiva de los entrenadores. La pregunta de esta semana era recurrente: "¿Por qué juego tan pocos minutos?". El técnico usó algunos ejemplos y fue cuestionado por cuando él entrenaba al Unicaja y Nedovic era la estrella del equipo.

"Algunos me lo han preguntado, no muchos. Pero sí muchos medios de comunicación después de un partido, especialmente cuando pierdes. También el público cuando no está jugando el jugador que ellos creen que es más atractivo, más adecuado o que metió más canastas el último día. Eso genera una presión añadida al entrenador o al equipo", arrancó el técnico que resolvió la petición de los presentadores cuando estaba en el banquillo del Unicaja: que jugara Nedovic más: "Yo también quisiera, pero muchas veces por el mismo equilibrio de la plantilla, a veces porque ha habido mal comportamiento durante la semana, a veces porque tienes que jugar contra un equipo que tiene hombres más altos; o sencillamente porque las estadísticas avanzadas que te dan tus entrenadores ayudantes te dicen: este jugador se ajusta más cuando juega contra otro, cuando estás en casa, cuando está en el primer cuarto, cuando juega al final del partido...Pero lo que está claro es que los entrenadores nunca nos vamos a echar arena en los ojos y lo que queremos es ganar como todo el mundo porque además es nuestro culo el que está más en peligro".

Sin particularizar en exceso y dando datos generales, Plaza explicó algunos pequeños aspectos técnicos: "Todos pensamos que un cuarto dura lo mismo y no es así. El primer cuarto tiene una duración distinta al del último cuarto, hemos de vigilar a los jugadores para que lleguen en las mejores condiciones posibles, pero a la gente se le escapa y es evidente que lo que quieres es que el que la está metiendo, que siga jugando cuanto más minutos mejor", dijo y añadió al respecto: "Muchas veces pensamos que cinco minutos del primer cuarto son iguales que del último, que duran lo mismo. Pero con la fatiga, no es lo mismo que un jugador juegue el primer cuarto, en el que apenas hay revisiones arbitrales, apenas hay tiempos muertos, apenas hay tiros libres o hay menos que en los últimos cinco minutos del último cuarto que todo eso es más farragoso y la duración  pasa de 19 a 25 minutos de diferencia".

"Otra cosa es la fatiga, cuando el público o la prensa demanda que un jugador juegue mientras está metiendo, lo que les molestaba es que cuando estaban anotando les sienten, pero de ahí viene que los entrenadores pensemos por nosotros y por el equipo. Cuando haces jugar a un jugador 24 o 25 minutos en fracciones de seis minutos, de cinco o de cuatro, al final del partido, está en verde en la plantilla arriba. Si lo haces jugar en franjas de 12 minutos, la fatiga se acumula aunque el jugador no sea consciente de ello. Hay equipos que mantener un cinco titular durante muchos partidos es proporcional a las victorias, pero no necesariamente los grandes equipos. Hay equipos en los que esa distribución, no explotar el cinco inicial no hace que tengan más victorias o al revés", explicó.

Para ejemplificar, Plaza recurrió a las minutadas que técnicos como Lolo Sainz daban a diversas piezas de sus equipos y explicó cómo tener un pívot de referencia es más importante de lo que se piensa en conjuntos con aspiraciones medias: "Hay entrenadores, por ejemplo, la influencia de un cinco titular es mucho mayor en equipos de mayor poder adquisitivo. Sucede también en los playoffs donde tiras más de los jugadores que te permiten ganar o tener más puntos. Cuando has de crear un equipo de rango medio, es mucho más importante tener un cinco titular que una gran cantidad de reservas. Parece una incongruencia, pero las estadísticas dicen que es así. Recuerdo al gran Lolo Sainz en el Madrid que era una persona que en su época podía mantener a los jugadores en pista hasta su límite: las cuatro o cinco faltas y nadie podía discutir que fue un sistema de éxito mientras duró. Los tiempos han cambiado, el físico de los jugadores también y la cantidad de partidos han cambiado y hay que tenerlo en cuenta. Los jugadores al ser más físicos necesitan más mantenimiento, mayor control, más descanso. No es aquella línea que se decía antes de que cuanto más horas le echas más posibilidades de ganar tienes, eso ha quedado obsoleto".

Todos estos parámetros estadísticos son cuestionables en un punto concreto, como una final: "En una final sería discutible. por qué hay partidos en que real Madrid y Barcelona pierden contra equipos que no han entrenador por la semana: por los descansos. Los entrenadores tenemos que filtrar y administrar a los jugadores estrella".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios