Unicaja Baloncesto - Alba Berlín

Hermannsson, el sobrino de Stefansson

  • Hermannsson, que tiene lazos con el que fuera cajista, visita hoy el Carpena con el Alba

  • "Era mi ídolo, el mejor islandés de la historia, quiero llegar a ser mejor que él", dice de su tío

Martin Hermannsson, en un partido con el Alba. Martin Hermannsson, en un partido con el Alba.

Martin Hermannsson, en un partido con el Alba. / alba berlin

Esta noche aterriza por el Carpena uno de los jóvenes al alza del baloncesto europeo. Se trata de Martin Hermannson, un base que no detiene su crecimiento. Ahora continúa con su ascensión en el Alba de Berlín, rival inmediato del Unicaja. El islandés, sobrino de Jon Arnor Stefansson, es uno de los baluartes del engranaje de Aíto en la capital de Alemania.

El base sigue escalando después de pasar por el Chalon-Reims francés. Unos promedios espectaculares encandilaron al conjunto teutón, donde responde a las expectativas pese a atravesar alguna lesión. No le asustan los saltos tras proclamarse MVP y campeón de la liga islandesa y luego formarse en la Long Island University de Brooklyn. Sus números hablan de su importancia en el Alba. 13.6 puntos, 1.9 rebotes y 4.9 asistencias para 13.8 de valoración en la Eurocup. Similares son en la BBL alemana (13, 2.1, 4.1 y 13.1).

Hoy llega a Málaga, donde su tío dejó buena huella en la mejor temporada del club de Los Guindos en la historia reciente. Así hablaba Hermannsson de él en una entrevista hace algo más de un año. "Era mi ídolo, es el mejor jugador islandés de la historia. Jugó la Euroliga. Es mi tío, y siempre hemos tenido una buena relación. Cuando estuvo en Valencia, en la temporada 2006-2007, fui a verle jugar. Tenía entonces 12 años, y cuando le vi me dije 'Vale. Esto es lo que quiero hacer más adelante'. Está claro que quiero llegar a ser mejor que él. Más tarde, no es un pensamiento que me asalte cada día. Quiero llegar simplemente lo más lejos posible y ya veremos dónde me lleva esto", explicaba con admiración, con un jugador con el que compartió pista con la selección. Vivió su adiós de cerca.

El 15 amarillo es uno de los peligros principales del Alba en la línea exterior, junto con Siva y Giedraitis. Ya brilló en el partido en Berlín, con un doble doble. 13 puntos y 10 asistencias, aunque sin el premio de la victoria. Ahora, con el factor pista en contra, los alemanes quieren forzar el tercer encuentro. Así ve la eliminatoria el base tras el primer duelo. "Obviamente, este partido es algo que debemos ganar . Todavía tenemos un sabor amargo en la boca desde el martes, pero repasamos las cosas que hicimos mal y sabemos dónde debemos mejorar. Será un choque difícil contra un buen equipo en su pabellón. Sin embargo, si jugamos nuestro mejor juego, tenemos una buena oportunidad de ganar", comentaba Hermannson, que pisará la madera del Carpena, un lugar conocido para los Stefansson.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios