Unicaja

1x1 y notas del Baxi Manresa-Unicaja

  • El Unicaja está en momento crítico y casi todos los jugadores aparentan ser mucho peores de lo que realmente son, pero ahora mismo no hay apenas asideros fiables

Nzosa intimida. Nzosa intimida.

Nzosa intimida. / ACB Photo

Parece ahora que la plantilla es una birria, pero no es así. Hay jugadores sobre los que construir, pero la confección de la plantilla ha sido muy deficiente. Ahora es complicado corregirla.

Deon Thompson (-)

Se le nota rápido cuándo está en un partido y cuándo no está. Era día de no. Después de ser el mejor ante el Joventut, mal partido del americano. -3 de valoración y un boquete atrás.

Jaime Fernández (*)

Es de los que quiere y no se esconde. Lejos de su nivel, tiene orgullo y no todo el baloncesto que quisiera aún, pero digno. Dio asistencias, pero 1/9 en tiros de campo.

Ferrari (*)

Algo mejor que en los últimos partidos, acompañado de Alberto o Jaime estuvo más liberado. Síntoma de que hacía falta un base y él no lo es.

Darío Brizuela (-)

Mala racha del vasco, encadena varias actuaciones lejos de su mejor nivel. Como Jaime, hay que agradecerle que no se esconda. Ha perdido temple y pierde demasiados balones.

Alberto Díaz (*)

Su simple presencia contagia. Pero le queda mucho y no hay que forzarle. Medio Alberto es el mejor defensor exterior del equipo, lo que ahonda en el problema de la configuración.

Francis Alonso (*)

Recuperó feeling el malagueño y metió 15 puntos, bueno en un tirador coger confianza. Pero su nivel atrás no fue bueno. Sufrió con Makai Mason.

Waczynski (-)

Empezó bien para acabar engullo. -15 cuando él estuvo en pista. Jou vio el cielo abierto con él. Su versión más frecuente.

Abromaitis (**)

Notable partido del americano, que tuvo mucho protagonismo anotador en el tercer cuarto, permitiendo pensar en una remontada que no llegó. Estuvo con 17 puntos sin fallo en el tiro. Acabó con 21

Yannick Nzosa (**)

El congoleño pide a gritos más minutos en pista. Con sus errores, es indispensable. Sumó siete puntos y nueve rebotes más todo lo que intimida y hace corregir a los rivales. Un oasis en el desierto.

Guerrero (-)

Cuando mejor estaba, con regularidad en varios partidos, otro bajón del marbellí, que no encuentra estabilidad. Sajus le hizo daño.

Gerun (-)

Es evidente que no da el nivel. Y tampoco hay que crucificarle, no es él el culpable. Es honesto, pero no le sale nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios